Últimas publicaciones

Retención de líquidos en las piernas: por qué se produce y cómo eliminarlo

ALIMENTACIÓN Y SALUD Sandra Palacios
retencion-piernas-RLTyCeS6pWo1BY0PzyUOG3M-758x531@abc

La retención de líquidos afecta a gran parte de la población, pero se trata de un fenómeno a la cual nos podemos anticipar fácilmente, en la gran mayoría de casos. Tomar conciencia sobre qué es y cómo se produce este proceso en nuestro organismo es fundamental ya que nos permitirá introducir los mejores hábitos para anticiparnos a su aparición o bien reducirla de forma eficaz.

El edema puede ser un problema patológico o no patológico que provoca, principalmente, la hinchazón de piernas y una sensación de pesadez constante en todo nuestro cuerpo. Este se origina porque al organismo le es difícil eliminar o depurar el exceso de agua de forma correcta. A menudo suele aparecer en épocas calurosas del año, por cambios hormonales o por llevar un ritmo de vida demasiado sedentario. Pero no todo son factores externos, sino que lo que comemos tiene mucho que ver como por ejemplo ocurre con la ingesta de alimentos ultra procesados o poco saludables que requieren un gran esfuerzo intestinal para poder procesarlos correctamente. Por ello, paralelamente a mantener un estilo de vida activo con el deporte, resulta imprescindible incorporar algunos alimentos que te ayudarán a luchar contra la retención de líquidos.

 El edema o la retención de líquidos es una hinchazón indolora que suele afectar más a las piernas, pies y tobillos. Según cuenta la dietista-nutricionista María Sanchidrián, los viajes largos en los que permanecemos sentados por mucho tiempo, o los trabajos que requieren estar de pie durante mucho tiempo motivan la acumulación de líquido en estas zonas. El sobrepeso y la edad pueden ser también factor de riesgo y algunos medicamentos como antidepresivos u hormonas también pueden provocar hinchazón en las piernas.

No obstante, hay que saber la diferencia entre retención de líquidos o grasa acumulada. María Sanchidrián comenta que «cuando es edema (retención de agua) y apretamos la piel con el dedo, este se quedará marcado durante un momento; cuando es grasa, la piel vuelve a la normalidad inmediatamente». La experta indica que retener líquidos no es normal y no hay que pasarlo por alto porque esto puede ser un signo de problemas en el corazón, el riñón o el hígado».

Cómo evitar la retención de líquidos
Los expertos en Nutrición de Club Metropolitan comentan que muchos alimentos se caracterizan por ser diuréticos naturales, lo cual resulta perfecto para expulsar el líquido sobrante del cuerpo, un ejemplo de esto es la cebolla, la remolacha, los espárragos o bien frutas como el melón, la piña o el limón. «Otra característica de los alimentos que puede ayudar a prevenir la retención de líquidos, son aquellos que cuentan con una alta composición de agua, y es que sin duda ayudará mucho en el momento de depurar el organismo. El calabacín o la gran mayoría de frutas son ideales para esta acción, así como resulta un alimento muy recomendable para las dietas en las que se busque adelgazar», indican.

Tal como señala María Sanchidrián, el tratamiento de la retención de líquidos dependerá de las causas que la provoquen. Tras haberlo hablado con tu médico, puedes tomar medidas caseras para reducir el edema:

- Seguir una dieta baja en sal. La sal propicia la acumulación de líquido.

- Tomar productos de alcachofa, diente de león o espárragos, que tienen efecto diurético (aumentan la diuresis, es decir, la cantidad de orina). Eso sí, debemos tomar más agua para no deshidratarnos.

Los expertos de Club Metropolitan suman también otros consejos:

- Tomar infusiones: si bien el agua no tiene sustituto, porque nada hidrata más que el agua pura y dura, lo cierto es que las infusiones son una alternativa ideal para el agua, ya que es una buena forma de conseguir eliminar los líquidos que no nos hacen falta. Uno de los más famosos para combatir la retención de líquidos es el té verde, ya que sus principios activos favorecen la diuresis ayudando a expulsar las toxinas acumuladas reduciendo así la inflamación y los líquidos retenidos.

- Controlar la ingesta de alcohol: con la llegada del buen tiempo surgen planes al aire libre y se produce una mayor ingesta de bebidas alcohólicas. Por ello, debemos tomar conciencia de que la ingesta de alcohol debe ser reducida para evitar la retención de líquidos especialmente en la zona del estómago y piernas, pero también provocan la acumulación de azúcar en el organismo. Por este motivo, debemos recordar que el alcohol aporta, siempre, calorías vacías, por ello es importante beber siempre agua si estás bebiendo alcohol, bebamos en mayor o en menor medida, así como elegir el alcohol solo para brindar y no como bebida entre la comida.

Aunque los consejos de los expertos son rotundos, María Sanchidrián alerta de que algunos centros o marcas de productos dietéticos para adelgazar suelen decir a sus clientes que retienen líquido y que, por tanto, tienen que tomar productos herbáceos para expulsarlos, pero eso solo les lleva a pesar menos por deshidratación: «Eso no ayuda en nada a adelgazar a la persona, porque cuando esta vuelve a una nueva sesión y se pesa, pesa menos porque ha perdido agua corporal. Creyendo que es grasa lo que está perdiendo, pensará que la dieta que le han puesto le está funcionando y ayudando, pero debemos tener muy claro que cuando queremos adelgazar queremos perder grasa corporal, no 'peso'». Esta es una de las razones por las que es crucial acudir a un verdadero profesional como un dietista-nutricionista o técnico/a superior en dietética. Y preferiblemente que no esté asociado a ninguna marca de productos por defecto.

El deporte, primordial
Aunque la alimentación juega un papel primordial, lo cierto es que es importante evitar el sedentarismo y con ello la retención de líquidos. Practicar actividad física diaria es una excelente forma de mantener sano tu organismo y que todo el esfuerzo en mantener unos hábitos alimenticios saludables, tenga resultados. Intenta no pasar más de dos horas sentado o en la misma posición. Puedes tomarte intervalos de 5 minutos, estirar el cuerpo, moverlo y descontracturar. Esto te ayudará a no sentir dolores lumbares o de espalda al acabar la jornada. En definitiva, no se trata de hacer solo deporte, se trata de moverse más, desplazarse andando a los sitios, no tomar las paradas de bus/metro más cercanas, subir escaleras y muchas otras acciones cotidianas que podemos remplazar por hábitos saludables.

Del mismo modo, darle al cuerpo masajes que hagan que fluya el riego sanguíneo hará que se reduzca la retención de líquidos. Desde Royal Touch by Fernanda cuentan con varios tratamientos, principalmente el Royal Touch, que mejoran la circulación y ayudan en esta afección, además de reducir la aparición de celulitis.

Fuente: abc

Te puede interesar
Lo más visto