Alerta naranja: las recomendaciones para prevenir un golpe de calor

SALUD Ana COHEN
UYPEVKDQUBCT7KDORKKPJR4UU4

Frente a las altas temperaturas que atraviesa el país, en la población existen dos grupos de riesgo que son más propensos a sufrir un golpe de calor: los adultos mayores y los bebés.


Los adultos mayores, a medida que aumenta la edad, se vuelven menos susceptibles a regular su temperatura corporal, razón por la que pueden sufrir mucho más el calor en verano. En tanto, con respecto a los bebés, se pueden presentar síntomas de deshidratación. Cuando suelen estar más tranquilos que lo habitual, con una baja en su actividad normal, se quedan dormidos o tienden a no comer ni llorar son señales a las que hay que prestarles especial atención.

Consejos para prevenir un golpe de calor
Aumentar el consumo de líquidos, principalmente de agua, para mantenerse hidratado
No estar expuesto al sol durante las 10:00 y las 16:00
Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy azucaradas como gaseosas e infusiones calientes
No consumir comidas muy abundantes
Reducir la actividad física
Permanecer en espacios ventilados o acondicionados
Usar ropa liviana y de colores claros
Aumentar el consumo de alimentos frescos como frutas y verduras
Caminar a la sombra, aplicar protector solar y usar un sombrero de ala ancha si hay que salir y exponerse al calor.

En el caso de los bebés, es conveniente que las madres los amamanten de manera más frecuente, como también mantenerlos en lugares frescos y ventilados, bañarlos y mojarlos, vestirlos con ropa holgada y liviana y nunca permanecer con ellos dentro de un vehículo cerrado.

Las mascotas y el calor

Las mascotas también son propensas a sufrir golpes de calor, y presentan síntomas como dificultad en los movimientos, respiración forzada, tambaleo, sialorrea o babeo, fiebre y la lengua y las mucosas azules.

Cómo prevenir el golpe de calor en mascotas
No atarlas, ya que eso no les permite libertad de elección de un lugar más fresco de la casa
Dejarles a mano agua fresca, pero no helada. Es recomendable renovarla dos veces por día
A los perros se les puede mojar la cabeza y la zona de la ingle, pero no así a los gatos ya que no están acostumbrados y sólo les generará estrés
Brindarles sombra y no dejarlos afuera expuestos al sol

Fuente: TN

Te puede interesar
Lo más visto