Saludynutricion Saludynutricion

Últimas publicaciones

Consejos para incorporar probióticos a nuestro organismo y mejorar nuestra salud

ALIMENTACIÓN Y SALUD Ivana ALFARO
images?q=tbn:ANd9GcTAKX4U0ckgPDchk1d0sPDWpjRYdivDogBotppgdAeH1MAWfY0ONrDcsDDulIqDwkouoDc&usqp=CAU

En el último tiempo, la incorporación de probióticos a la rutina de las personas se intensificó, principalmente porque se pudo comprobar que este tipo de microorganismos produce efectos positivos en la salud digestiva.


El cuerpo del ser humano contiene una mezcla de bacterias buenas y bacterias malas. Las bacterias malas provocan enfermedades, mientras que las bacterias buenas las combaten. El tracto digestivo, como cada superficie de su cuerpo, está cubierto de todas estas bacterias. Este microecosistema, llamado microbioma, juega un papel importante en la salud. Porque incluso el estado de ánimo y el comportamiento pueden verse afectados por los microorganismos que viven en él.

En este contexto, los probióticos son un grupo de microorganismos vivos que trabajan en colaboración con el microbioma intestinal y contribuyen con el equilibrio de la flora intestinal.

Algunos de los efectos positivos comprobados de estos microorganismos son:

Alivio efectivo de la diarrea
Refuerzo de las defensas digestivas
Restauración de la flora intestinal
Cómo se pueden incorporar los probióticos a la rutina

Algunos probióticos se encuentran naturalmente en los alimentos, mientras que otros se encuentran en medicamentos de origen natural. Un ejemplo de esto es Enterogermina® Plus, un probiótico comercializado por el laboratorio Sanofi a nivel global.

Enterogermina Plus contiene una cepa probiótica llamada Esporas de Bacillus clausii poliantibiótico resistentes y está indicado para el tratamiento y profilaxis de las alteraciones de la flora bacteriana intestinal.. Debido a su capacidad para generar esporas, Bacillus clausii se ha utilizado desde la década de 1960 como productos bioterapéuticos vivos.

Las esporas de Bacillus clausii son capaces de resistir los jugos gástricos ácidos y llegar al intestino, para luego multiplicarse y restaurar la flora bacteriana intestinal alterada. Además, también son resistentes a diferentes tipos de antibióticos, una característica que permite tomar B.clausii incluso durante la terapia con antibióticos. Finalmente, las esporas de B.clausii son resistentes al calor y también se pueden almacenar sin necesidad de refrigeración.

Entre sus principales aportes está el hecho de que producen sustancias que no permiten el crecimientode gérmenes patógenos o “dañinos”, disminuyen la posibilidad que los gérmenes dañinos se adhieran al intestino, compiten por alimento con los gérmenes potencialmente dañinos y aumentan los anticuerpos de nuestro intestino reforzando las defensas digestivas.

Los probióticos son beneficiosos en cualquier etapa de la vida, por lo que su uso puede hacerse desde temprana edad. De hecho, se estima que la flora intestinal que tendremos durante la mayor parte de nuestra vida se establece alrededor de los 3 años de edad.

Fuente: TN

Te puede interesar

Lo más visto