Saludynutricion Saludynutricion

Últimas publicaciones

Atracones durante las vacaciones: las 5 maneras de prevenir la indigestión

ALIMENTACIÓN Y SALUD Carola LEVI
AQJ6Y5FF3NGUFFOFJDHRAOU3OY

Para muchas personas, la salud digestiva está directamente relacionada con lo que comemos. Los alimentos muy picantes o los atracones -muy usuales durante las vacaciones- suelen ser algunas de las causas a las que se le atribuyen los malestares al momento en que aparecen. Sin embargo, esta es apenas uno de los tantos factores que la pueden afectar.

 “La digestión es un tema que nos interesa a todos, pero muchas veces existe confusión sobre sus procesos y funcionamiento ¡Nada que no pueda combatirse con un poco de información!”, propone Fabio Nachman (M.N. 96.066), jefe del servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro y expresidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología.

El intestino es sensible al mundo exterior y hay muchas situaciones que impactan en el bienestar intestinal tanto en adultos como en los más chicos. Entre las causas más comunes están:

Cambios de rutina: las interrupciones en la rutina diaria y los nuevos entornos pueden afectar negativamente el equilibrio normal de la flora intestinal.

Viajes: muchas veces puede exponernos a bacterias patógenas que pueden poner en riesgo los intestinos; un caso entre todos es la diarrea del viajero.

Nutrición: una dieta desordenada es una de las principales causas de trastornos intestinales recurrentes, tanto en adultos como en niños.

Estrés: el factor emocional puede desencadenar problemas gastrointestinales intensos, como diarrea, estreñimiento, calambres y gases.

Medicamentos y antibióticos: algunos medicamentos, incluidos los antibióticos, suelen retrasar el crecimiento de las bacterias intestinales buenas, lo que puede causar un malestar intestinal.

Alimentación preventiva de problemas digestivos
Carolina Paula Caligiuri (MN 4797), licenciada en nutrición, compartió algunas pautas para mejorar la salud digestiva:

Ingerir los alimentos de forma pausada, procurando masticarlos bien y disfrutando de la comida. Comer rápido puede llevar a tragar aire, aumentar la distensión abdominal y el dolor.

Realizar las cuatro comidas principales y evitar sobrepasarse en alguna de ellas. Es preferible aumentar la frecuencia, controlando la cantidad.

Limitar el consumo de alimentos grasos, café y alcohol.

Aumentar la ingesta de agua (2 o 3 litros) principalmente si predomina el estreñimiento. ¿Cómo sé qué cantidad de agua beber? Una fórmula sencilla es tomar el peso en kilos y dividirlo por 7 y ese es el número de vasos de agua a beber. Por ejemplo, si se pesa 80 kilos, dividimos por 7, entonces el resultado es 11.

Evitar las bebidas carbonatadas (gaseosas, efervescentes), ya que pueden introducirles gas a los intestinos y causar dolor abdominal.

Si se presenta intolerancia a la lactosa, evitar la ingesta de productos lácteos. Se puede optar por las leches deslactosadas y reducidas en lactosa.

.

Fuente: TN

Te puede interesar

Lo más visto