Las bebidas más efectivas para hidratarse y terminar con la sed

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Juana BLANCO
DWXEBKOLFFEDZPHFRKPK3YDNV4

El agua es siempre la mejor opción para una correcta hidratación, pero también se puede recurrir -aunque en menor medida- a otras bebidas. Con la llegada del verano y las altas temperaturas, “la pérdida de agua se incrementa y, por ello, las recomendaciones de hidratación aumentan”, resalta Leila Pérez, miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas de España

“El agua es el componente mayoritario del organismo, juega un papel muy importante como termorregulador (mantiene nuestra temperatura corporal), interviene activamente en los procesos fisiológicos de digestión, absorción y eliminación de residuos metabólicos y mantiene las funciones vitales corporales”, resumió Maite Navarro, miembro de la Junta Ejecutiva del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (Codinucova) .

Para algunas personas beber solo agua puede resultar tedioso, por lo cual las especialistas dieron a conocer otras bebidas que son refrescantes y ayudan a llegar a unos niveles adecuados de hidratación, pero además hablaron de las que no contribuyen en absoluto a calmar la sed y, además, pueden resultar nocivas para la salud.

¿Una cerveza bien fría quita la sed?
Muchas personas consideran que no hay nada mejor que una cerveza bien fresca para aplacar la sed en un día caluroso. La sensación inicial va en esa dirección, pero a la larga se produce el efecto contrario y Navarro explicó al respecto: “La cerveza no quita la sed, ya que las bebidas alcohólicas producen deshidratación por su efecto diurético. Si al consumo de cerveza le añadimos las altas temperaturas, aumenta la posibilidad de entrar en un proceso de deshidratación”.

Por su lado, Pérez consideró: “Con respecto a las bebidas alcohólicas, como profesionales sanitarios debemos seguir transmitiendo el importante mensaje de que no existe un consumo saludable, a lo que hay que agregar que no son una buena opción para hidratarnos”.

“Lo que sucede es que el alcohol inhibe la activación de la hormona antidiurética, favoreciendo la diuresis; es decir, que orinemos con más frecuencia, perdamos más líquido al hacerlo y nos deshidratemos. De hecho, uno de los efectos de la famosa resaca es la deshidratación”, añadió.

Otras bebidas poco recomendables en verano
Las especialistas destacaron que lista de bebidas cuyo poder hidratante es entre escaso y nulo es bastante extensa: las azucaradas o edulcoradas, jugos de frutas, concentrados de líquidos, concentrados en polvo o bebidas energéticas " todas ellas contienen azúcares simples y no ayudan a la hidratación”.

“Además, el consumo habitual de estas bebidas como sustitutos del agua, aumenta la probabilidad de tener sobrepeso y favorece el riesgo de enfermedades como diabetes, obesidad y caries”, indicó Navarro, a la vez que dijo que el consumo excesivo de bebidas con alto contenido en cafeína aumenta la diuresis, por lo que tampoco ayudan a la hidratación.

Opciones para beber algo más que agua
En realidad, como el agua ejerce unos efectos insustituibles, las bebidas que pueden servir para romper la monotonía e ingerir algo diferente tienen que tener una base netamente hídrica. Una buena opción es la leche sola, también las infusiones o agua a la que se añada algún ingrediente que no aporte azúcar y le confiera un sabor agradable, como limón, rodajas de pepino u hojas de menta.

Un buen complemento son las frutas y verduras, como sandía, melón, tomate, pepino o lechuga debido a que todas ellas tienen un alto contenido en agua, por lo que, según comentó Navarro, “su consumo durante los períodos de altas temperaturas puede contribuir a mantener una buena hidratación y evitar la sensación de sed.

Fuente: TN

Te puede interesar