Beber un refresco al día podría aumentar el riesgo de calvicie de los hombres en un 57 %

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Pilar PARDO
PGFE4UBW4RG2LBV6XWXQGKJBKU

Tomar una bebida azucarada al día puede aumentar en gran medida el riesgo en los hombres de quedarse calvos. Eso es lo que sugiere un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tsinghua, en Beijing y publicado en la revista Nutrients. Los hombres que consumen un refresco diariamente incrementan la probablidad de experimentar pérdida de cabello en un 57% en comparación con aquellos que lo evitan.

Los científicos observaron el consumo de “bebidas azucaradas” y plantearon la hipótesis de que cualquier bebida con alto contenido de azúcar añadida podría contribuir a la afección. Con la posible excepción de las bebidas dietéticas, se deben descartar otras bebidas azucaradas, incluidas las energéticas, el café y el té endulzados, si se desea conservar el cabello.

El exceso de azúcar provoca resistencia a la insulina, un problema que dificulta la circulación sanguínea y puede dañar los folículos pilosos, según creen los investigadores.

Los datos muestran que la mitad de los hombres suelen perder el cabello a los 50 años, y el 25% de los hombres calvos ven los primeros signos de pérdida de cabello antes de los 21 años.

Investigadores con sede en Beijing buscaron vínculos entre el consumo de bebidas dulces y la pérdida de cabello en hombres en una encuesta auto informada de 1028 hombres en China de 18 a 45 años.

Los participantes respondieron preguntas sobre calvicie, sus hábitos alimenticios y si tenían algún problema de salud mental. También se les preguntó con qué frecuencia consumían ciertos alimentos y bebidas, como gaseosas y bebidas azucaradas.

La encuesta reveló una “asociación significativa” entre el alto consumo de bebidas azucaradas y la caída del cabello en los hombres.

Los investigadores notaron un mayor consumo de bebidas azucaradas entre los hombres más jóvenes encuestados y concluyeron que era el resultado de un “desconocimiento de los efectos nocivos” de este tipo de bebidas.

“La enfermedad crónica y la muerte son tan distantes para los jóvenes que no están dispuestos a renunciar a la satisfacción que brindan las bebidas azucaradas por el bien de su salud a largo plazo”, escribieron los autores en el estudio.

Los investigadores concluyeron también que consumir bebidas azucaradas de una a tres veces por semana aumentaba el riesgo de pérdida de cabello en un 21%, mientras que hacerlo de cuatro a siete acrecentaba el riesgo a un 26%.

Además de la caída del cabello, encontraron un vínculo entre la ingesta de bebidas azucaradas y la salud psicológica, lo que podría alimentar un círculo vicioso de depresión y ansiedad que empeora con la caída del cabello.

En su análisis, los profesionales encontraron que las personas que consumían tres gaseosas al día tenían un 25% más de riesgo de depresión. También encontraron que los azúcares simples en tales bebidas están asociados con una mayor ansiedad entre los participantes del estudio que eran mayores de 45 años.

Los hallazgos de los científicos son relativos, lo que significa que no pueden estar seguros de que estas bebidas provoquen la caída del cabello, sino que los consumidores de gaseosas pierden pelo a un ritmo más acelerado.

Este potencial vínculo entre la mala alimentación y la calvicie no es el primero de su tipo. Algunos investigadores han promocionado una alimentación saludable y el consumo de varias vitaminas y minerales como “salvavidas” para prevenir la caída del pelo, pero aún no está claro si comer sano es la solución definitiva. Los investigadores de Beijing no parecen pensar así, ya que no encontraron cualidades protectoras en una rutina de alimentación saludable, pero advirtieron que se deben realizar más estudios para confirmar sus conclusiones.

Fuente: La Nacion

 

 

Te puede interesar