Que tu mayor deseo para este 2023 sea salud

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Rosario CALVO
ano-nuevo-dos-unsplash-516x315

Como cada 31 de diciembre, conforme nos acercamos a medianoche, el intercambio de llamadas y mensajes con tus seres queridos es tal que hasta más de una vez se han visto colapsadas las líneas. Nadie quiere quedarse sin desear prosperidad, salud y buena suerte a su círculo más cercano y menos durante estos años en los que las celebraciones han sido un poco extrañas y más distantes a las de otros años. 

Así que yo no voy a ser menos, sobre todo después de la crisis sanitaria que hemos atravesado en estos últimos años. Por eso quería regalaros este artículo, para que este año, la salud no sea solo un deseo.

 Cada vez sois más los que os preocupáis tanto por vuestra salud física como mental, y en la consulta me preguntáis mucho qué hábitos podéis incorporar para gozar de mejor salud.

Como no puedo estar más contenta por ello, hoy os traigo unos pequeños consejos para llevarlo a cabo:

Incluye unos buenos hábitos alimenticios en tu rutina
Llevar unos buenos hábitos alimenticios no quiere decir ni de lejos ‘estar a dieta’. Se trata de seguir una alimentación saludable acorde a nuestros horarios, gustos y situación personal donde predomine la ingesta de cereales integrales, legumbres, vegetales y frutas, ya que son excelentes fuentes de proteínas, fibra, minerales y vitaminas.

No te olvides de beber agua
El agua es un componente esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo, pues todas las células, tejidos y órganos dependen de ella.

Cierto es que cada persona tiene sus requerimientos de acuerdo a su composición corporal y estilo de vida, pero la recomendación de beber entre 1,5l y 2l al día nos puede servir como guía para asegurarnos de una buena hidratación. 

Evita malos hábitos como el alcohol y el tabaco
El consumo de sustancias como el alcohol y el tabaco se ha normalizado tanto en nuestra sociedad que a veces hasta nos olvidamos de lo perjudicial que puede llegar a ser.

Toda sustancia tóxica que consumamos, nuestro sistema inmunitario la trata como tal y responde con una inflamación generalizada que puede resultar muy perjudicial para nuestra salud cuando se repite continuamente.

Incluye actividad física en tus rutinas
No importa si no realizas actividad física moderada o alta intensidad, lo importante es movernos y estimular nuestros músculos.

Llevar una vida activa contribuye a mejorar nuestra salud ósea, muscular y cardiorrespiratoria. Además nos ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y diferentes tipos de cáncer entre otras muchas.

Prioriza el descanso
Muchas veces tratamos de llegar a todo restándole importancia al descanso y como consecuencia acabamos perjudicando nuestra salud y teniendo que parar de forma forzosa.

Es imprescindible respetar los tiempos de descanso y mantener una buena higiene del sueño. Por lo que  tratar de llevar regularidad en los horarios y evitar el uso de pantallas en el momento de dormir puede ser un buen propósito para este año nuevo si no lo haces ya.

Trata que los cambios de hábitos sean progresivos y no busques resultados inmediatos
Trata de concebir el cambio como un camino largo que hay que recorrer hacia una vida saludable, habiendo seguramente días en los que te encuentres con más o menos dificultades. Empeñarnos en cumplir nuestros objetivos de la noche a la mañana solo hará que al cabo de unas semanas volvamos al punto inicial o incluso retrocedamos.

Cuida tu salud mental
Sin salud mental, no hay salud. Permítete parar cuando sea necesario, descansa y prioriza pedir ayuda si lo necesitas. 

Igual que vamos al médico cuando sentimos alguna molestia, es importante que acudamos al especialista en salud mental cuando nos notemos cansados, irascibles, cuando nuestros niveles de estrés sean muy altos o sintamos cualquier emoción que no sepamos gestionar.

 

Sin más, te deseo un 2023 lleno de amor, salud y prosperidad.

Fuente: abc

Te puede interesar
Lo más visto