Por qué se comen lentejas el día de Nochevieja y cuáles son sus beneficios

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ana COHEN
navidad-dos-unsplash-683x1024

Podríamos mencionar una larga lista de tradiciones que se celebran en los distintos países, como por ejemplo en Estados Unidos, cuya tradición es darse un beso justo a medianoche para evitar un año de soledad. En Dinamarca, que tras terminar la cena, rompen la vajilla, o en Grecia, que dedican la noche a jugar a juegos de azar con apuestas de por medio.

Sin embargo, la que más ha llamado mi atención, porque también está relacionada con la gastronomía, es la de los italianos.

Tienen la costumbre de reunirse con amigos o familiares a celebrar el fin de año en torno a una mesa llena de suculentos manjares y sus dulces tradicionales, como el panettone o el pandoro, cuyo plato principal son unas lentejas con cotechino.

Detrás del origen de esta tradición hay diferentes versiones. Hay quienes dicen que se remonta a la época de los romanos, cuando se anudaban al cinturón un saquito lleno de lentejas con la esperanza de que se convirtiese en oro con el cambio de año. También hay quienes simplemente dicen que nació a causa de una gran cosecha durante las fechas navideñas en la Edad Media.

Sea cual sea el origen, con el paso de los años la tradición ha ido variando y actualmente consiste en un plato de lentejas de cocción simple, sin caldo y con cotechino, un tipo de fiambre de origen italiano. 

Quienes siguen la tradición de forma más estricta, sirven este plato a media noche con la entrada del Año Nuevo, pero es verdad que cada vez son más quienes simplemente lo sirven a la hora de cenar como plato principal.

Además, otro ritual que llevan a cabo es que a medianoche, en vez de sentarse todos frente a la tele para esperar las doce campanadas que marcan el cambio de año, realizan una animada cuenta atrás que culmina brindando con ‘Spumante’.

Al estar acostumbrados a cenas donde el plato principal se basa en variedades de carnes, pescados o mariscos puede parecernos raro, pero realmente esta tradición se basa en un plato económico, asequible para todas las familias y muy nutritivo.

Las lentejas y legumbres en general contienen niveles importantes de fibra, la cual les otorga su poder saciante y contribuye a controlar los niveles de colesterol y glucosa en sangre. También son una fuente de proteína vegetal y muy ricas en vitaminas y minerales, lo que hace que esta tradición sea nutricionalmente rica.

Así pues, si te apetece sumarte a la tradición los italianos, tampoco está tan mal. Y si encima quieres hacer una versión más saludable, puedes sustituir el cotechino por más verduras, y quien sabe, igual esas lentejas se convierten en oro, eso sí, oro para tu salud.

Fuente: Abc

Te puede interesar