Cómo actúa la vitamina D en tu cerebro para ser más listo

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ivana Alfaro
alimentos-vitamina-d_2d141264_1200x630

Contar con buenos niveles de vitamina D resulta beneficioso para ganar músculo y para la conservación de los huesos, pero también para las funciones celulares del cuerpo. Así que con el consumo de leche, huevos y pescados grasos combinado con la exposición a al luz directa del sol, la salud mejora por sus cualidades antioxidantes y efectos positivos para el sistema inmunológico. Ahora, sabemos que también está asociado con un cerebro más en forma.

El nuevo descubrimiento científico ha tenido lugar en la Universidad Tufts, cuando sus investigadores trataban de encontrar nexos entre la demencia y la vitamina D. Los expertos comenzaron una investigación a largo plazo en el año 1997 que ha ido acumulando la información clave tras analizar los tejidos del cerebro de 209 participantes que han fallecidodesde entonces.

Los resultados publicados en la revista científica Alzheimer's & Dementia han mostrado que las personas con mayores niveles de este nutriente en cerebro son las que mejores capacidades cognitivas habían manifestado durante su vida (según el seguimiento de los científicos).

Aunque no han observado una conexión directa entre los niveles de vitamina D en el cerebro y la enfermedad de Alzhéimer, los expertos sí han podido comprobar que la nutrición es clave para la salud del órgano que dirige al resto del cuerpo. De hecho, esto se suma a investigaciones anteriores en que se asociaba esta vitamina con una mejor actividad de las células cerebrales.

Los científicos esperan profundizar con nuevas investigaciones sobre la conexión directa, pero este estudio ya apunta algunos avances. "Ahora sabemos que la vitamina D está presente en cantidades razonables en el cerebro y que parece que está correlacionada con un declive menor de las funciones cognitivas", explicó Sarah Booth, firma principal del estudio y directora del Centro de Investigación de Nutrición Humana en el Envejecimiento en Tufts.

Un exceso de vitamina D es contraproducente para la salud
A pesar del nuevo hallazgo, los especialistas prefieren ser prudentes. Administrar grandes dosis de suplementos de vitamina D no solo es un camino para un cerebro más en forma o más 'listo', sino un riesgo porque puede causar daños en el ser humano como náuseas, pérdida del apetito, estreñimiento y riesgo de caídas por el debilitamiento y la confusión. En cualquier caso, también es aconsejable aprender cómo saber si existe una deficiencia de vitamina D en el organismo.

Actualmente, la cantidad diaria recomendada de vitamina D es de 400 unidades internacionales para los bebés menores de un año, 600 para personas de 1 a 70 años y se eleva a 800 entre quienes ya han cumplido las siete décadas de edad. Los suplementos no son necesarios si se recurre a una buena nutrición, ya que está presente en algunos lácteos y en pescados grasos como la caballa, las sardinas y el salmón.

Te puede interesar