Tipos de pasta y cuál es la más saludable

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Amalia PINTO
tipos-pasta-kTOI--620x349@abc

Comer pasta es uno de esos placeres gastronómicos favorito por la mayoría. Hay tantos tipos de pasta y tantas formas de hacerla que en cada restaurante existirá una receta diferente y en cada casa seguramente igual. Lo mejor de la pasta está indudablemente en su sabor; aunque la elaboración en sí puede ser siempre la misma, la salsa o ingredientes que la acompañan son infinitos.

Conocemos la pasta a la carbonara, a la boloñesa, al pesto, con distintos quesos fundidos, a la marinera y un largo etcétera. Vaya, que la oferta de platos con pasta es tan infinita como alimentos existen en el mundo. para gustos los colores pero... ¿y si hacemos pasta en casa de la forma más saludable posible?

La pasta más saludable
Cuando se habla de pasta saludable, indudablemente hay una ganadora: la integral. «Al ser pasta integral, esta se digiere más lentamente, con lo cual la liberación del azúcar natural de la pasta en nuestra sangre es mucho más lenta. Esto ayuda a que haya una mejor regulación de la insulina y así no activemos nuestro tejido graso», explica la dietista-nutricionista Fran Sabal, y añade Laura I. Arranz, también dietista-nutricionista, que además «otro de los beneficios es que la pasta integral aporta un contenido vitamínico que la normal no tiene».

Al hacer pasta integral debemos asegurarnos, igual que si la compramos en el supermercado, que tiene que tener como único ingrediente la sémola y/o harina integral de trigo duro.

Actualmente tenemos múltiples opciones de pasta de otros cereales diferentes al trigo como kamut o espelta y también opciones sin gluten como pasta de trigo sarraceno, de maíz o de arroz. «Si la pasta es integral, nos aporta una importante cantidad de fibra que nos ayuda a regular el tránsito intestinal y a luchar contra el estreñimiento», recuerda la dietista-nutricionista Belén Siscar Alós. Asimismo, existe pasta de legumbres una opción excelente si queremos cuidar nuestra alimentación e incluir legumbres de una manera distinta, por ejemplo hélices de lenteja o macarrones de garbanzo…

Estas son algunas de las formas que puede coger la pasta que has elaborado:

ÍNDICE TOP
1.Gnocchi
2.Rigatoni
3.Pappardelle
4.Fusilli
5.Fettuccine
6.Casarecce
7.Cappellacci
8.Bucatini
9.Espagueti
10.Penne
11.Linguine
12.Ravioli
13.Tortellini

Gnocchi
Podría decirse que es una de las pastas más blanditas porque es una bolita un tanto alargada y gorda. Desde Big Mamma, restaurantes de comida italiana, explican cómo hacerlos: hervir 1 kg de patatas en agua con sal, luego mezclar con 150gr de harina 00, una pizca de sal y 1 huevo. Espolvorear en una superficie de trabajo un poco de sémola fina para amasar la masa. Si lo deseas, puedes agregar a la masa 150 gramos de espinacas frescas (previamente cocinadas sin aceite, escurridas, enfriadas y cortadas).

 Rigatoni 
El Rigatoni es muy parecido al penne. También tiene forma de cilindro y con textura. Sin embargo, es un poco más abultado y no tan angosto, y no tiene los bordes inclinados que tiene el penne.

Pappardelle. 
Si pensabas que la pasta larga no podía ser más ancha es porque no habias visto el pappardelle. Es larga, lisa y plana, ancha y resistente, por lo que puede arrojar cualquier salsa abundante y combina perfectamente con carne.

Fusilli 
Este tipo de pasta en forma de espiral tiene muchos surcos y grietas para atrapar salsa y aderezos adicionales. Es lo suficientemente resistente como para mezclar con una salsa más espesa, y se usa comúnmente en ensaladas de pasta.

Fettuccine. 
Fettuccine es un tipo de pasta que se elabora con huevo, harina, agua y huevo Su nombre proviene de la palabra fettuccia que en italiano significa literalmente tirilla. Es un fideo plano y alargado. En Bel Mondo puedes encontrar Fettuccine ai funghi: Pasta fettuccine bicolor con champiñones, shiitake, clavos, rebozuelos y un toque de frutos secos.

Casarecce. 
Los casarecce son pequeños giros de pasta originarios de Sicilia que aparecen enrollados sobre sí mismos. Es una pasta corta, algo gruesa y ligeramente enrollada. La forma de la pasta casarecce es ideal para aderezar con salsa densa, ya que así se introduce en sus huecos. Puedes encontrar los casarecce al ragú en Villa Capri: Pasta casarecce con ragú de cerdo cocinado al vino rojo y un toque de hinojo.

Cappellacci. 
Los Cappellacci son un platillo delicioso muy parecido a los tortellini o ravioli. Su origen se remonta a la ciudad de Ferrara, precisamente en la región Emilia-Romaña, al norte de Italia. Su nombre proviene de la forma típica de los sombreros de paja de los agricultores de la Llanura Padana, de donde es originario el queso parmesano.

Bucatini. 
Se parece mucho a los espaguetis tradicionales. Sin embargo, es más redondo y hay un agujero en el medio que le da a cada fideo un centro hueco. Cuando se cocina en sopas, platos de pasta y guisos, acumula salsa extra.

Espagueti. 
Tiene forma de cilindro como cabello de ángel y bucatini pero su grosor está en un término medio. No es tan delgado como el cabello de ángel pero es más delgado que el bucatini.

Penne. 
Es una pasta hueca en forma de cilindro con bordes inclinados. Tiene rugosidades que hacen que su textura sea ideal para impregnarse de salsa y es muy común echarlo en guisos.

Fuente: abc

Te puede interesar