Mejora la libido, da más vitalidad y rejuvenece: beneficios del chip sexual o de la juventud

SEXUALIDAD Por Gina NAVARRO
5IWTIZUNIJFAPCY4I7XZJ5D3IE

La falta de apetito sexual puede ser ocasionada por diferentes cuestiones, problemas cotidianos, menos conexión en la pareja o conflictos sin resolver, entre otros. La buena noticia es que se puede tratar con lo que se conoce como el chip o pellet sexual, de la juventud o de la felicidad.

 Es un tratamiento que se basa en la implantación de unos diminutos gránulos bajo la piel que liberan hormonas y mejoran el apetito sexual, la vitalidad y, en cierto modo, rejuvenecen.

Esta terapia busca equilibrar y reponer las hormonas (testosterona y estrógenos) que el paciente ya no produce con el fin de mejorar los síntomas que esta carencia suele manifestar: disminución o falta de apetito sexual, de energía, de memoria y concentración, del músculo esquelético y un aumento de la masa grasa.

La doctora Haydee Camacho, experta en terapia hormonal bioidéntica (es el tratamiento más efectivo para el reemplazo de hormonas) comentó que, además de una disminución de la libido, el déficit de hormonas se puede manifestar en dormir poco o con interrupciones, levantarse cansado hasta el punto de necesitar varios cafés u otras bebidas estimulantes al día, sentir, irritabilidad, desánimo por la tarde, caída de pelo, uñas quebradizas o sequedad de la piel y la vagina.

¿Cómo y dónde se implanta el chip de la juventud?
Estos gránulos o cápsulas, que contienen una macroconcentración de hormona y son de un tamaño aproximado al de un grano de arroz, liberan la hormona escogida de manera sostenida, lineal y de forma similar a como trabajan el ovario y el testículo, según detallaron los expertos.

Teniendo en cuenta los datos de los niveles hormonales, la sintomatología y otros factores, como el peso y la altura de la persona, los especialistas deciden cuánta cantidad y qué tipo de hormonas conforman el pellet, cuya elaboración se encarga a un laboratorio o farmacia

Una vez implantado, el suministro de hormona dura entre 3,5 y 5 meses. En ese tiempo, se disuelve y se reabsorbe y, para continuar con el tratamiento, debe implantarse uno nuevo. El pellet se implanta de forma subcutánea en una zona donde haya grasa. Es un procedimiento de microcirugía en la que “se realiza una incisión de 0,4 milímetros, y dura menos de 10 minutos”, explicó César Montiel, doctor español especializado en ginecología y obstetricia.

Montiel señaló que coloca el chip en alguno de los glúteos, aclaró que no debería doler una vez implantado y que es necesario seguir unas pautas, como no hacer ejercicio físico en el que intervenga el glúteo durante los 5 o 7 días posteriores, porque “si el pellet se mueve, puede pasar que la persona lo rechace”.

Beneficios de la terapia hormonal bioidéntica con chip
Según la experiencia de Montiel, con estos chips de testosterona aumenta la libido y, como consecuencia de ello, también mejora la erección. “El tratamiento con pellets dentro de la terapia de reemplazo hormonal biodéntica estimula la energía corporal, te da más vitalidad, ayuda a controlar el peso, porque te ayuda redistribuir lo que es la grasa corporal, puede mejorar sueño, memoria y concentración”, dijo.

“Además, elimina síntomas de menopausia, aumenta la masa muscular, combate la osteoporosis y otras enfermedades crónicas como la hipertensión arterial y mejora el metabolismo de los lípidos”, expresó el doctor.

Por su lado, Camacho indicó: “Este no es un tratamiento ni para perder peso ni para tratar la migraña, ni para hacerse más fuerte. Sin embargo, de forma indirecta, pueden conseguir esos beneficios”. En mujeres con la menopausia, según la experiencia de esta especialista, “a los 15 días, empiezan a disminuir los sofocos y los sudores nocturnos y al cabo de dos meses ya desaparecen”.

¿En qué personas está indicado el chip sexual y en cuáles no?
El tratamiento está indicado en personas con déficit de testosterona y/o estrógenos, es decir, con menopausia y andropausia, pero también recurren a ella “pacientes transexuales, sobre todo los que se les ha practicado una cirugía de reafirmación de sexo, y deportistas de alto rendimiento que han abusado de ciertos suplementos”, comentó la doctora Camacho. Por el contrario, “no está indicado en personas con cáncer ni en embarazadas, y tampoco lo ponemos en hombres con algún tipo de patología prostática”, puntualizó Montiel.

Tampoco todas las personas que quieren pueden beneficiarse de esta terapia. Antes de iniciarla, deben realizarse varias pruebas médicas de control, cuestionarios y entrevistas y, con toda la información, los especialistas deciden si cumplen determinados criterios y son aptos para recibir el tratamiento o no. Con estos exámenes “descarto cualquier patología que me pudiera dar algún indicio de tumores o cáncer o receptores hormonales positivos”, especificó el experto.

Fuente: TN

Te puede interesar