El mineral que promueve la regulación sanguínea, protege al aparato cardiovascular y refuerza el sistema óseo

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ivana ALFARO
XJLKQH3K4VBKDNB7NCSG3YBY3U

Es usual recurrir al consumo de una banana con la intención de combatir calambres, así como también se suele ver a deportistas ingerir una cuando terminan de jugar un partido o de entrenar. En el último tiempo, las recetas saludables a base de esta fruta se volvieron furor en las redes sociales al haber sido adoptadas por influencers, cocineros y celebridades como parte de sus rutinas culinarias, quienes comparten con sus seguidores el paso a paso de sus creaciones que suelen ser en forma de pancakes o budines, catalogados como “fit”.

Y es que mucho se halaga al mineral que forma parte de este alimento como así también de tantos otros. Se trata del potasio, un componente esencial para el correcto funcionamiento del organismo, que según la Universidad de Harvard, promueve la regulación sanguínea, protege al aparato cardiovascular, fortalece los músculos, y por ende, refuerza el sistema óseo.

Sucede además, que entre sus curiosidades se esconde la razón por la cual se lo debería incluir de manera regular en la alimentación ya que combate los efectos negativos de la sal en el organismo. “Al relajar las paredes de los vasos sanguíneos, se disminuye la presión arterial”, explican a través de una publicación en el sitio Harvard Health Publishing. Por esta razón, contrarresta el efecto del sodio, que como bien se sabe, el aumento puede traer de la mano el desenlace de otras patologías como por ejemplo, accidentes cerebrovasculares.

“El potasio es un mineral fundamental para mantener en equilibrio las funciones principales del cuerpo humano: colabora en la contracción muscular, en la vitalidad del sistema nervioso y del corazón, ya que ayuda en el bombeo sanguíneo”, comenta Silvina Tasat, licenciada en nutrición y vocal titular de la Asociación Argentina de Nutrición.

Y si bien existe cierto consenso de que la banana es el alimento principal fuente de potasio, son muchos los que también lo esconden. Para Tasat, “lo vamos a encontrar naturalmente en las frutas y verduras, específicamente en el brócoli, el tomate, las hojas verdes, algunas legumbres y el pepino, como así también en algunos frutos secos como en el caso de las nueces”.

En esta línea, según revela la Organización Mundial de la Salud (OMS), una banana que pesa en promedio 115 gramos, tendrá 375 miligramos de potasio, una papa de 136 gramos aproximadamente, tendrá unos 500 miligramos; una taza de leche común 375 miligramos y por ejemplo, 154 gramos de pescado cocido, tendrá 780 miligramos. En este sentido, la OMS, sugiere que los adultos deben consumir un promedio de 3,5 gramos de potasio por día y menos de dos gramos de sodio.

Un estudio realizado por la European Heart Journal, una revista de la Sociedad Europea de Cardiologia (ESC), reveló que, en las mujeres el efecto de potasio para reducir los niveles de sodio en su organismo es aún mayor que en los hombres. Entre los resultados, se llegó a la conclusión de que los individuos con mayor ingesta de potasio, tenían un 13% menor de riesgo de sufrir cuadros de enfermedades cardiovasculares en relación a los que lo consumían en menor escala.

Para Tasat, lo ideal es mantener una dieta equilibrada respetando la ingesta de todo tipo de alimentos junto a sus nutrientes, “en personas saludables, no se recomienda alterar los hábitos alimenticios como así tampoco quitar ningún alimento, ya que todo aporta lo que el cuerpo necesita para mantener sus funciones vitales en armonía”.

Fuente: La Nacion

Te puede interesar