Leches especiales: piden a obras sociales y prepagas que cumplan con una ley que las cubre al 100%

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Cristina MERCADO
HyNEg03YVe_1256x620__3

Bajo el hashtag #lechesespecialesya, una campaña denuncia que muchas obras sociales y prepagas ponen trabas a la entrega de leches medicamentosas a niños que sufren algún tipo de alergia a ciertos alimentos. La cobertura de este alimento está garantizada al 100% por una ley nacional.

La iniciativa la lleva adelante la RedInmunos y pide que se eliminen las restricciones para acceder a este tipo de alimento indispensable para aquellos que lo necesitan. La asociación civil está integrada por padres y madres de niños y niñas que padecen algún tipo de alergia a ciertos alimentos.

Asimismo, difundieron una convocatoria de firmas a través de la plataforma Change.org (http://change.org/LechesEspecialesYA) para que la gente apoye el cumplimiento de cobertura gratuita de las leches medicamentosas que cuentan con una prescripción pediátrica.

¿Qué son las leches medicamentosas?
​La leche medicamentosa es un alimento indispensable para bebés, niños y niñas con alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV) y otras afecciones. Se trata de fórmulas especiales desarrolladas para que no contengan aquellos ingredientes que los hace alérgenos. Las prescriben pediatras para el tratamiento de niños y niñas que presentan ciertas condiciones médicas, como prematurez, alergias, trastornos gastrointestinales o desórdenes metabólicos.

Un dato a tener en cuenta es que durante los primeros años de vida, los chicos consumen alrededor de 10 latas de leche por mes. Por ello, la correcta nutrición en este lapso de tiempo es fundamental para su desarrollo físico y neurológico. Quienes padecen de alergias alimentarias, trastornos digestivos o desórdenes metabólicos, necesitan leches medicamentosas para lograrlo.

¿Qué dice la “Ley de Leches”?
La Ley Nacional 27.305, promulgada en noviembre de 2016, obliga a obras sociales y prepagas de salud y, en el caso de que la familia no cuente con seguridad social, al Estado, a cubrir al 100% el tratamiento de leches de fórmula medicamentosas.

Así, la cobertura integral de leche medicamentosa para quienes padecen alergias alimentarias debe ser prestación obligatoria para sus afiliados. ¿En qué casos? Por ejemplo, la APLV, enfermedades o trastornos digestivos como cólicos, reflujo o regurgitación, la prematurez y enfermedades metabólicas.

Se estima que el conjunto de estas condiciones de alergias alimentarias afectan a cerca del 2% de niños y niñas menores de 3 años. Además, el artículo 2 de la “Ley de Leches” puntualiza que no existe límite de edad para esta cobertura siempre que se presente la correspondiente prescripción del médico especialista que así lo indique.

¿Cuál es su estado de cumplimiento?
“Son muy pocas las obras sociales y prepagas que se atienen a la ley de entrada. En general, autorizan las órdenes luego de que la familia presente un recurso de amparo o se dirijan a la Superintendencia de Servicios de Salud”, dicen desde RedInmunos.

La asociación recibe a diario numerosos reclamos de padres y madres que encuentran dificultades en el acceso de las leches medicamentosas que sus hijos necesitan para tener una adecuada nutrición que les permitan alcanzar un crecimiento saludable.

“Aparentemente, no es suficiente presentar la prescripción médica indicando el diagnóstico del pediatra; igualmente muchas obras sociales tienen sus propias reglas o interpretaciones de la ley, que es muy clara, y niegan, retrasan o ponen trabas para la entrega de estas leches medicamentosas. Según nuestras estimaciones, en más del 40% de los casos nos encontramos con que la prestadora de salud nos limita el acceso y nos ponen obstáculos”, cuestiona Verónica Pernas, presidenta de Red Inmunos.

¿Qué restricciones ponen las obras sociales para entregar leche medicamentosa? “En general, sencillamente les dicen que no les corresponde. A veces, sin argumento. Cuando las familias insisten, pueden pedirles estudios pero en un tipo de alergias no hay estudio que pueda determinarlo, sino que se hace el diagnóstico mediante la clínica del paciente y la anamnesis del profesional”, responde Pernas ante la consulta de Clarín.

Algunos datos importantes
Según la Dirección de Estadísticas e Información en Salud, solamente en lo que se refiere a las alergias alimentarias, la de la proteína de la leche de vaca se presenta en aproximadamente 15 mil bebés recién nacidos cada año en nuestro país.

El dato es alarmante porque los especialistas reconocen que su prevalencia va en aumento. Incluso, diversas investigaciones refieren una incidencia de entre el 2% y el 3% de los niños y niñas durante el primer año de vida.

“Aquellos niños y niñas que conviven con estos trastornos ven muy afectada su calidad de vida y sin ese tratamiento también condicionan su futuro”, resumen desde RedInmunos.

Fuente: Clarin

 


Te puede interesar