¿Subís de peso después de hacer dieta? Por qué no deberías desanimarte, según un nuevo estudio

DIETAS Por Ana COHEN
1iElbtkLS_1256x620__1

Recuperar peso inmediatamente después de intentar perderlo no solamente es común: también es considerado una experiencia de aprendizaje que, contemplado desde una perspectiva más amplia, puede incluso considerarse parte necesaria de un proceso de pérdida de peso sostenida y un mejoramiento de la salud.

¿Enfoque por demás optimista, que prioriza la mitad llena del el vaso y que las personas no se desmoralicen? No. Se trata de un nuevo estudio de académicos de la Facultad de Salud de la Universidad de York, ubicado en Toronto, basado en la experiencia de más de 9300 pacientes.

También sugiere que, de no tener éxito, no deberíamos desistir en el intento de perder peso, sino seguir y seguir intentándolo, ya que "recuperar peso repetidamente debe verse como una práctica, no como un fracaso", argumenta el estudio.

Una perspectiva distinta
Acostumbrados a entender el logro de nuestros objetivos (sean bajar de peso, aprobar un examen o conseguir un trabajo) en términos de éxito, y el incumplimiento de los mismos como un sentencia al fracaso, una de las cuestiones más novedosas de este estudio es que viene a cambiar la perspectiva desde la cual observamos, en este caso, el proceso de intento de pérdida de peso.

En este sentido, se señala que el no logro de la pérdida de peso suele ser caracterizado no solamente como "un fracaso", sino también como "un indicativo de falta de fuerza de voluntad y disciplina".

Es en este punto donde los investigadores cambian el foco: lo observan como regresiones y no como fracasos, y las entienden como experiencias de aprendizaje, presentes en muchos de los procesos que emprendemos en la vida.

Llegan incluso a tomarlos como "pasos necesarios" para lograr perder peso de manera sostenida, y así mejorar la salud y el bienestar de manera permanente.

El estudio
El estudio, denominado "Asociación entre el historial de pérdida de peso y la pérdida de peso lograda en el control clínico de la obesidad " y publicado en la revista Obesity, resume datos de otro estudio que involucró a 9.348 pacientes de la Clínica Médica Wharton, una institución dedicada a la pérdida de peso y diabetes en Burlington, Ontario.

De esta manera, se recopiló el historial de pérdida de peso de cada participante, en el que se evaluaron sus cambios de peso durante el transcurso del período de investigación, a través de un cuestionario de inscripción.

La mayoría de los pacientes informaron haber tenido sobrepeso antes de los 40 años y haber perdido al menos 4 kilos y medio al menos una vez en su vida.

En el caso de las mujeres, un inicio más temprano del estado de sobrepeso y una pérdida de peso más acumulativa en general, se asociaron con una pérdida de peso modestamente mayor en la clínica.

Y, tanto para mujeres como para hombres, una mayor frecuencia de pérdida de peso en el pasado se asoció con una mayor pérdida de peso en la clínica.

No dejar de intentarlo: cómo se construye el camino al éxito
El estudio también mostró que lograr el éxito a largo plazo tiende a requerir múltiples intentos utilizando diferentes enfoques. Y en cada etapa, se espera que la recaída y la recuperación de peso sean un componente necesario del control del peso y el proceso de optimización de la salud.

"Estos datos son tranquilizadores de que los intentos fallidos anteriores no pusieron a los pacientes en desventaja de tener éxito", dice el coautor Sean Wharton , profesor adjunto clínico de la Facultad de Salud de la Universidad de York y director de la Clínica Médica Wharton.

Lo que en muchas dietas puede entenderse entonces como un fracaso que lleva a desistir en el intento, es no solo reconocido como parte del proceso, sino significado incluso como necesario a la hora de cumplir los objetivos.

Individualizar el enfoque
“Uno debe continuar intentando controlar el peso, y es probable que un enfoque apropiado, especialmente con intervenciones efectivas comprobadas, como medicamentos o intervención psicológica, eventualmente sea efectivo”, agrega Wharton.

“Para cualquier estilo de vida o cambio de comportamiento, individualizar el enfoque, es decir, practicar y refinar estrategias que funcionen para ese individuo con el tiempo, es un concepto clave, y el control del peso a largo plazo no debería ser diferente”, concluyó Wharton.

Fuente: Clarin

Te puede interesar