Seis tips para eliminar los pensamientos negativos

SALUD Por Ivana ALFARO
TY5MKOY56ZF5TMRC46CUR5QMKU

Un pensamiento negativo puede llegar a convertirse en un hábito peligroso y, si bien es tentador tratar de obligarlos a salir de la cabeza, intentar que desaparezcan y expulsarlos para siempre puede resultar contraproducente. Luchar contra ellos puede empeorar las cosas y, cuanto más se intenta no pensar en algo, más se termina pensando en ello.

Si bien son molestos o desagradables y aparecen en nuestra mente sin que tengamos control sobre ellos, lo que sí es posible es aprender a lidiar con ellos de forma que nos provoquen el menor sufrimiento y no influyan en nuestra manera de actuar o nuestras decisiones.

Tratar los pensamientos negativos como si fueran “spam”
El médico y terapeuta del Reino Unido, Russ Harris, quien vivió muchas veces la experiencia de estar con pensamientos negativos, hizo una recomendación que puede resultar interesante: “Trata tus pensamientos como si fueran spam en tu bandeja de entrada. Cuando ves que son basura, ya no tienes que abrirlos y leerlos”.

“En muchos ámbitos de mi vida, cualquier error que cometiera me disparaba el mismo pensamiento: ‘Soy un incompetente’. No siempre con esas palabras, claro está. A menudo era ‘¡Idiota!’, ‘¡Eres un inútil!’ o ‘¿Es que no sabes hacer nada bien?’”, dijo, pero encontró una manera de que no le afectasen excesivamente: “Esos pensamientos no son un problema si los veo como lo que son: una pieza de ‘programación’ antigua que se enciende en mi cabeza”.

Qué otras cosas se pueden hacer para eliminar pensamientos negativos
Para deshacerse de los pensamientos negativos es necesario intentar un enfoque diferente, algo que te ayude a despejar la mente, por lo cual se puede:

Cambiar el lenguaje corporal: tomarse un momento para advertir si estamos encorvados o con una postura cerrada o si fruncimos el ceño. Un lenguaje corporal inadecuado puede bajar tu autoestima, conducirte a una falta de confianza y en ese estado emocional, es natural empezar a tener malos pensamientos.
Hablar sobre el tema: a veces el pensamiento negativo aparece porque existen problemas o emociones que se necesitan comunicar. No es bueno guardarse las cosas para sí mismo. Si hay algo que necesita ser hablado hay que hacerlo.

Intentar vaciar la mente durante un minuto: cuando la mente está corriendo a mil por hora puede ser difícil mantener la calma, por eso un minuto de silencio a menudo es suficiente. Puede ser muy útil la meditación y hay que pensarla como un reinicio. Una vez que la mente está vacía, se puede llenar con algo más positivo.

Cambiar el foco de los pensamientos: a veces el pensamiento negativo es el resultado de una mala perspectiva. Echar un vistazo al punto de vista que se tomó ante las cosas que suceden alrededor. Por ejemplo, en lugar de pensar: “Estoy pasando por un momento difícil y estoy teniendo problemas”, se puede sostener: “Creo que estoy enfrentando algunos desafíos, pero estoy trabajando en la búsqueda de soluciones”.

Dar un paseo: si se está rodeado de gente negativa es probable que se comience a pensar también en forma negativa. Alejarse de ese ambiente puede ayudar de manera considerable. Dar un corto paseo con la cabeza en alguna parte como un parque o un museo pude ser suficiente.

Enumerar todo aquello que vale la pena en la vida: de tanto en tanto, en la rutina diaria, perdemos el enfoque sobre las cosas razonablemente buenas que están presentes en nuestras vidas. Lo ideal es entrenar la mente para que vuelva a concentrarse en todo lo bueno que sucede alrededor, hacer una lista de las cosas por las que estar agradecidos, no importa lo pequeñas que parezcan ser.

Fuente: TN

Te puede interesar