Beber dos tazas de té negro al día puede reducir el riesgo de mortalidad

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
OGGB5XAOYRGALA3NQWTY4IP254

Los científicos señalaron que beber dos o más tazas de té negro al día podría reducir el riesgo de mortalidad de una persona hasta en un 13 por ciento, según se desprendió de un nuevo estudio realizado a 498.043 participantes de entre 40 y 69 años.

Las personas que accedieron a formar parte de la investigación y que integran el biobanco del Reino Unido, un recurso de base de datos que contiene información sobre la salud de casi medio millón de personas, completaron un cuestionario de referencia entre 2006 y 2010 y fueron examinados durante una media de 11,2 años.

Los investigadores también analizaron la información sobre la ingesta de té de los participantes y los resultados del estudio indicaron que, de los participantes que dijeron que bebían té regularmente, el 89 por ciento consumía té negro. En comparación con las personas que dijeron que no bebían nada de té, los participantes que bebían té negro tenían entre un 9 y un 13 por ciento menos de riesgo de mortalidad.

Un mayor consumo de té, dos tazas al día o más, también se relacionó con un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular, según el estudio, realizado y publicado por Annals of Internal Medicine.

Las propiedades del té negro
El té negro, junto con el verde y el rojo, es uno de los más consumidos en el mundo y entre las propiedades más destacadas está la alta concentración en antioxidantes, que son también los responsables de otorgarle ese sabor intenso. También funciona como un estimulante del sistema nervioso y es muy bueno para aquellas personas que tienen que trabajar muy concentradas o que están estudiando.

  “El té es rico en compuestos bioactivos. Tienen el potencial de disminuir el estrés oxidado y la inflamación. Eso podría proteger contra condiciones de salud como el cáncer y las enfermedades cardíacas”, señaló durante una entrevista con Time la autora principal del estudio, Maki Inoue-Choi.

Beneficios del té negro
El té negro es una excelente opción para consumir con el desayuno, a media mañana, antes de las comidas y en la merienda y uno de sus beneficios es que contribuye a reducir el colesterol, mientras que además ayuda a mantener sanas las arterias pudiendo prevenir enfermedades cardíacas.

También es ideal para consumir antes de las comidas, ya que prepara el aparato digestivo para trabajar correctamente, a la vez que protege el sistema inmunitario, ayuda a combatir infecciones y, por su contenido de flúor, colabora para prevenir caries y enfermedades bucales

Además, permite reducir los niveles de azúcar en sangre, colabora a reducir el estrés, ayuda a controlar la presión sanguínea y activa la mente, ya que permite mejorar la concentración y favorece a la memoria.

Fuente: TN

Te puede interesar