Consumo de huevos. ¿Es saludable comer uno por día?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Camila MARTINEZ
NMCCQ5HDNFGJLLND22ACOOB6EY

Los huevos son un clásico en toda dieta humana, un alimento que no pasa de moda y cuyo consumo se transmite de generación en generación. Un producto sencillo y práctico de cocinar, ideal para combinar en distintos platos y para consumir en cualquier momento del día. Sus múltiples componentes son alabados por los beneficios que aportan.

Sin embargo, circulan controversias que ponen en tela de juicio su ingesta asociándola a la predisposición de sufrir enfermedades y al aumento del colesterol.

Una investigación realizada por la Universidad de Harvard en 2020 a 215.000 personas, descubrió que el hábito de comer un huevo por día no estaba vinculado al riesgo de enfermedades cardiovasculares como se solía creer. Por el contrario, concluyeron que este alimento contribuye a proteger el organismo.

Mariana Paez, nutricionista de Tu Grupo Saludable, explica que el huevo es bajo en calorías y carbohidratos, y alto en proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. “Se caracteriza por aportar grasas, tanto saturadas (consideradas ´malas) como insaturadas, que equivalen a las ´buenas´, y colesterol”, comenta la especialista.

De sus componentes, la clara constituye el 60% del huevo y pesa en promedio 30 gramos. “Entre sus propiedades nutricionales se destaca que tiene poco impacto calórico y es alto en proteínas. No aporta carbohidratos, grasas ni colesterol y provee vitaminas B2 y B12, y minerales tales como el potasio, magnesio, fósforo y selenio”, comenta Paez.

En cuanto a la yema, son muchos los que la evitan o le tienen temor por creer que aporta alta cantidad de colesterol, apodado como “colina”. En este sentido, María Domenech, médica ginecóloga, especialista en prevención de enfermedades crónicas mediante la buena alimentación y estilos de vida saludables, refuta este mito y resalta la importancia de su ingesta ya que remueve la grasa del hígado, “fortalece el cerebro, estimula la memoria, las membranas celulares, la visión y la audición”. La médica explica que el colesterol suele ser el resultado del consumo de frituras y salteados, y del sedentarismo.

Según datos revelados por Avicultura, la Argentina se ubica entre los seis países con mayor ingesta de huevo por persona. Las cifras indican que, en 2018, era de 284 huevos, y en 2017, de 280. En América Latina, los países ubicados en la cima de la lista son México, con 350, y Colombia con 293. Por su parte, Japón y China tampoco se quedan atrás: con respecto al primero, el consumo es aproximadamente de 318; en el segundo caso de 304 huevos al año por persona.

Para los especialistas consultados, lo ideal es que cada uno consuma la cantidad que crea necesaria. “El huevo es un alimento noble y de los más completos, hay que aprovechar todas sus cualidades. Su limitación no debería estar ligada a las grasas, sino al hecho de no pasarse en proteínas”, comenta Domenech.

En este sentido, Analía Yamaguchi, médica clínica especialista en nutrición y Secretaria de la Sociedad Argentina de Nutrición, enfatiza que no hay restricción a la hora de su ingesta, pero hace hincapié en que debe estar acompañado de una dieta equilibrada, saludable y cuidada. “El ser humano debe nutrirse de la manera más amplia posible, incorporando todos los nutrientes y vitaminas que el organismo necesita. Esto se traduce en mantener una alimentación balanceada, donde los huevos son un eslabón más dentro de toda la cadena alimenticia”, sostiene Yamaguchi.

Y si bien mucho se dice acerca de que los huevos son dañinos para la salud e incluso se los asocia con el desarrollo de enfermedades, lo cierto es que “para diagnosticar propiamente a alguien hay que tener una mirada integral del paciente sin atribuirle la responsabilidad a un alimento, como pasa con el huevo, que se lo ha tirado abajo”, agrega Domenech.

Cuando se trata de prepararlo, son muchas las formas y técnicas que existen: desde incluirlos en preparaciones de comidas o como acompañamientos, e incluso, hervidos y solos. Un detalle no menor, y el que resaltan los expertos, es el hecho de asegurarse de que esté cocido para evitar la salmonela. En esta índole, Domenech revela el secreto para que su cocción sea justa y que no se pierda ningún componente: “Hervir el agua y cuando está lista apagarla. Echar el huevo y dejarlo reposar durante siete minutos. De esta forma, la clara queda cocida y la yema al dente”.

¿Cuáles son los beneficios de comer huevos?
Aporta proteínas de buen valor, ricas en aminoácidos esenciales, entre ellos el Omega 3 y el Omega 6, que son elementos que el cuerpo no puede fabricar por su cuenta a partir de otros componentes.
Promueve la formación y manutención de los músculos, por eso se lo recomienda altamente a deportistas y adultos mayores ya que los ayuda a contrarrestar el proceso de envejecimiento.
Actúa como antioxidante y antiinflamatorio, fortaleciendo y protegiendo la estructura del cerebro, las membranas del organismo, la visión y la audición. Además, la yema posee propiedades antimicrobianas, protegiendo el cuerpo de la presencia de virus y bacterias.
Es fuente de vitamina D y “dada la capacidad antioxidante de estos nutrientes, podrían ser grandes protectores frente a las enfermedades cardiovasculares”, explica Paez.

Fuente: la nacion

Te puede interesar