Obesidad en adolescentes que duermen poco

SER PADRES Por Ivana ALFARO
20190928chicossedentarismoshutterstockgjpg-785483

Los adolescentes duermen menos de 8 horas y presentan una mayor prevalencia en obesidad y sobrepeso. Cada vez se conocen más las causas y las patologías que pueden ocasionar una combinación de falta de sueño y aumento de peso. Así que adentrémonos más en el tema, ya que resulta preocupante.

Obesidad y mal descanso es igual a adolescentes enfermos
El descanso es un factor determinante en la salud a nivel de la alimentación y la actividad física. Pero hasta ahora no se le da la importancia que debiera. Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares presentaron un estudio en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología que ha comprobado que la mayor parte de los adolescentes no duermen lo necesario y ante esta situación se vincula con un exceso de peso.

Aunado a una combinación de características o hábitos poco saludables se incluyen presión arterial elevada, elevación de la glucosa en sangre, exceso de grasa y niveles anormales de lípidos.

Los expertos comentan que los adolescentes deberían dormir 8 horas. Menos de este número se considera un descanso insuficiente. La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño recomienda dormir de entre 9 a 12 horas por noche para niños de 6 a 12 años y de 8 a 10 horas en adolescentes de 13 a 18 años para contar con una salud óptima.

Así que los adolescentes que duermen muy poco pueden llegan a presentar puntuaciones más altas de síndrome metabólico. Esto quiere decir, que se relacionan con enfermedades cardiovasculares, siendo una situación muy riesgosa para la salud.

Esa asociación de sueño inadecuado y exceso de peso, da como respuesta una segregación de hormonas como la grelina y leptina que se vinculan con el apetito y saciedad. Por eso, al dormir menos se requiere comer más e incluso se tiene apetencia por alimentos poco saludables y ricos en grasas e hidratos de carbono.

Así que los expertos señalan que la asociación entre el peso metabólico con la enfermedad cardiovascular hace necesario incluir una enseñanza de dormir bien aunado con buenos hábitos.

Te puede interesar