Vitaminas, potasio y fibra, lo motivos para comer una banana en el desayuno

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Cristina MERCADO
PHV3B62G6VCMPDK5J5WLQK6ZCY

Siempre se dijo que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, no le prestamos toda la atención que requiere.

En muchos casos, nos levantamos apurados y con el tiempo justo para tomarnos un café o casi ni eso. En ocasiones, optamos por panes o facturas, mientras que otros eligen tostadas con manteca, mermelada o queso.

Los que tienen más tiempo, apuestan por prepararse un desayuno salado, y algunos se deciden por lácteos como el yogur para consumir a primera hora del día.

Las opciones y combinaciones son prácticamente infinitas y, en lo que muchos coinciden, es en incluir una pieza de fruta en el desayuno.

Sin embargo, no todas son igual de recomendables, ni tienen el mismo efecto en nuestro cuerpo. En este caso, vamos a analizar qué impacto tiene en el organismo comer una banana a la hora de desayunar, según apuntan varios estudios.

Cuatro características de la banana:
Se trata de un alimento versátil, que muchas veces se agrega a preparaciones dulces como pancakes, tortillas o panqueques, como sustitutivo de harinas.

Es “una fruta tropical procedente de la planta herbácea que recibe el mismo nombre o banano, perteneciente a la familia de las musáceas. Tiene forma alargada o ligeramente curvada, de 100-200 g de peso.

La piel es gruesa, de color amarillo y fácil de pelar, y la pulpa es blanca o amarillenta y carnosa”, según lo define la Fundación Española de Nutrición.

Tienen mucho potasio, fibra, distintas vitaminas, además de tener una alta cantidad de azúcares naturales y carbohidratos. Con esta combinación, es un alimento que puede dar mucha energía para comenzar el día.

Según apunta un estudio que lleva el nombre de ‘El impacto de la composición de la dieta en la regulación de los niveles de azúcar en sangre’, consumir una banana a primera hora de la mañana puede aumentar el nivel de azúcar en sangre y provocar un bajón del mismo en personas que padecen diabetes de tipo 2.

Por otro lado, un ensayo publicado en la revista ‘Advances in Nutricion’, destaca el alto contenido en fibra de las bananas y su aporte de carbohidratos que, combinado con alimentos que contienen grasas saludables y proteínas, puede suponer un buen aporte para el azúcar en sangre y, al mismo tiempo, regular nuestro apetito

Fuente: TN 

Te puede interesar