Un abrazo piel a piel que impactó a más de 2 millones de vidas en la región

NOTICIAS DE INTERÉS Por Ana COHEN
YGYZP3MVVNDH3FU2GHPNIFJJQE

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre los impactos más destacados del contacto piel a piel se encuentran la reducción en un 40% de la mortalidad infantil, del 70% de hipotermia y del 65% de las infecciones de la edad temprana.

Es por esto que Kimberly-Clark, a través de su marca Huggies, se unió a UNICEF en 2019 y juntos crearon el programa “Un abrazo para cada bebé” para contribuir con el bienestar de más de 2.7 millones de niños, familias y profesionales de la salud con entidades como hospitales y otros organismos involucrados en el cuidado de la primera infancia en toda América Latina y el Caribe.

Durante los tres años de alianza, Kimberly-Clark y UNICEF han logrado llegar a cerca de 1.5 millones de niños y niñas, casi 1.2 millones de madres, padres y cuidadores, y 33.000 trabajadores de Desarrollo Infantil Temprano en 15 países de la región. Sólo en 2021 se benefició más de 1 millón de personas entre niños, niñas, familias y personal sanitario en la región.

Este programa en conjunto ha permitido mejorar los servicios de salud y nutrición existentes, incrementar el acceso de niños y niñas a más oportunidades de aprendizaje y fortalecer los sistemas de prestación de servicios de primera infancia para que estén más capacitados y cuenten con el equipo necesario para atender las diferentes necesidades.

El impacto de la campaña en la Argentina
En el país, parte del apoyo de este programa se destinó a fortalecer la transformación de maternidades seguras y centradas en la familia en tres provincias: Salta, Jujuy y Misiones. Además, durante la emergencia COVID-19, la iniciativa contribuyó al fortalecimiento del trabajo intersectorial a través de la generación de evidencia, la promoción del diálogo sobre políticas y el desarrollo técnico y asistencia financiera.

Otro aporte importante fue el apoyo a UNICEF para contribuir con políticas que tienen como objetivo prevenir partos prematuros y promover el cuidado en el momento del parto. En los últimos años, el trabajo en primera infancia se ha enfocado en brindar soporte técnico al proyecto de ley que proteja los derechos de todos los menores en la niñez temprana. El aporte al marco normativo incluye una serie de acciones fundantes como la Ley de Protección Integral Atención y Aistencia Médica durante el Embarazo y Primera Infancia (Ley N° 27611/2020) o “Ley de 1000 días”. En ese marco, UNICEF participó en:

El desarrollo de la Política Integral de la Prevención de la Prematurez, que busca limitar la prevalencia de nacimientos prematuros para reducir la mortalidad neonatal e infantil.
El desarrollo de políticas y protocolos críticos para garantizar los derechos y reducir las brechas de desigualdad que afectan a las mujeres embarazadas y a los niños durante sus primeros años.
En la elaboración del Protocolo Hora de Vida, que busca garantizar la calidad, el respeto y la atención durante el parto, incluida la promoción del contacto piel con piel y lactancia durante las primeras horas de vida.
La Guía “Paternar, Ser y Estar”, que tiene como objetivo la incorporación del varón durante todo el proceso de atención del embarazo, parto y puerperio en los centros de salud, con especial foco en su involucramiento en el cuidado de las niñas y los niños desde el comienzo de la vida.
Y en el desarrollo de la iniciativa Aula Huggies en asociación con pañaleras de barrios vulnerables. Se realizaron charlas a cargo de pediatras en comunidades vulnerables (Barrio Padre Múgica, Villa 1,11,14, Fuerte Apache, Rosario, Paraná), con el objetivo de brindar información de interés a las familias que están por tener un hijo o son madres y padres recientes.

“Estamos muy orgullosos del aporte que logramos para avanzar en la agenda de la primera infancia, ya que los programas que apoyamos junto a UNICEF permitieron cambios reales y concretos en la vida de millones de niños, niñas y sus familias, en un momento en el que han tenido que enfrentarse a retos sin precedentes”, aseguró Gonzalo Uribe, presidente de Kimberly-Clark para América Latina.

Fuente: TN

Te puede interesar