La candidiasis, una infección vaginal que altera la flora íntima

SALUD Por Julia VOSCO
OCWICM26QRGUVCFOPO6REWMX2I

Casi toda mujer alguna vez pasó por una situación incómoda de picazón, ardor e irritación en la vagina o la vulva, muchas veces con la presencia de flujo grumoso y maloliente.

Son síntomas de una patología más común de lo que se piensa, a la que se conoce como candidiasis vaginal, una infección micótica que provoca mucho malestar.

La candida albicans es un tipo común de hongo que se encuentra de manera habitual en el cuerpo, en pequeñas cantidades en la vagina, la boca, el tubo digestivo y en la piel. La cándida y muchos otros microorganismos que normalmente viven en la vagina se mantienen mutuamente en equilibrio. Sin embargo, algunas veces la cantidad de cándida aumenta, lo que lleva a que se genere una candidiasis.

El verdadero problema es cuando existe una población excesiva de este patógeno en el intestino y en la vagina. En el primer caso, la persona afectada puede presentar síntomas como fatiga y dolor de cabeza. En el segundo, los signos físicos suelen ser más molestos como ardor, picazón y flujo oloroso.

En esos casos, lo primero que aconsejan los especialistas es consultar con un ginecólogo, que seguramente realizará un cultivo para descartar otras patologías como gardnerella o vaginosis bacteriana y prescribirá un tratamiento específico.

Tratamiento de la candidiasis vaginal
Con Bienestar habló al respecto con Silvio Tatti (M.N. 54.387), jefe de Ginecología del Hospital de Clínicas, quien explicó que las causas más frecuentes de candidiasis vaginal son:

Uso de antibióticos: provoca un desequilibrio en la flora vaginal natural.
Todo lo que afecte la microbiota vaginal, generalmente el exceso de higiene o el uso frecuente del bidet.
Las dietas ricas en hidratos de carbono.
El padecer diabetes no controlada o estar embarazada.
Sistema inmunitario deteriorado.
Consumo de anticonceptivos orales o terapia hormonal que aumenta los niveles de estrógeno.
Al respecto, Tatti explicó que el tratamiento adecuado es “la prescripción inmediata de antimicóticos, antes del inicio de los síntomas que habitualmente empiezan con picazón”.

Por qué tengo candidiasis recurrente
Otra de las causas de la candidiasis puede ser una mala alimentación, con un elevado consumo de azúcares (el principal alimento del hongo), hidratos de carbono, levaduras (cerveza y alimentos con harinas), alcohol (un fermentado alto en azúcar), vinagre de vino (por su ph alcalino), café y bebidas energéticas, exceso de sal (favorece el crecimiento del hongo) y embutidos, ya que contienen grasa y sulfitos que alimentan al hongo.

Síntomas de la candidiasis vaginal
Picazón e irritación de la vagina y la vulva.
Sensación de ardor, especialmente durante las relaciones sexuales o al orinar.
Enrojecimiento o inflamación de la vulva.
Dolores y molestias vaginales.
Sarpullido vaginal.
Secreción vaginal espesa, blanca y sin olor, con aspecto similar al queso cottage.
Secreción vaginal acuosa.

Se estima que la candidiasis vaginal afecta a 3 de cada 4 mujeres en algún momento de la vida. Si bien no se la considera una enfermedad de transmisión sexual, existe un mayor riesgo de infección por hongos vaginales en las primeras relaciones sexuales después de perder la virginidad. También hay indicios de que estas infecciones pueden tener relación con el sexo oral.

Fuente: TN

Te puede interesar