Por qué comer zanahoria no hará que te pongas moreno

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Sandra Palacios
zanahoria-2

La melanina es un pigmento que esta presente en nuestro organismo de manera natural, es de color oscuro y se encuentra específicamente en la piel, nuestro cabello, y el color de nuestros ojos. Por tanto, es la encargada de proteger a la piel y de que las células no sufran daños cuando nos exponemos al sol. En otras palabras, realmente el moreno es un mecanismo de defensa que tiene nuestro organismo contra agentes externos como es el sol. 

Se sintetiza en los melanocitos que se encuentran en nuestra epidermis, por lo que esto realmente es lo que determinará la producción de melanina y tener una piel más oscura. 

Y te preguntarás: ‘pero si yo quiero lucir mi piel bronceada, ¿qué debo hacer para conseguirlo?’. Debo decirte que comer zanahorias no va a ser la solución, ya que estas no estimularán la producción de melanina, si no que con un consumo continuado podríamos apreciar tonos más anaranjados en nuestra piel debido a su contenido en betacarotenos. Comer muchas zanahorias puede cambiar tu tono de piel, pero no precisamente a moreno.

La zanahoria es un alimento rico en betacarotenos, un pigmento responsable de los colores anaranjados propios de los alimentos que lo contienen. 

Es un precursor de la vitamina A, que cuando se acumula en nuestro torrente sanguíneo da una ligera coloración anaranjada a la piel especialmente en las zonas donde más tejido adiposo tenemos. Es por ello, que no os sonará raro ver las palmas de las manos anaranjadas en determinadas personas que consumen muchos alimentos ricos en betacarotenos como las zanahorias o también la calabaza, ya que se debe a este motivo. Pero lejos de obtener un moreno de ensueño, nos aporta muchos beneficios a nuestra salud

Si lo que quieres es mantener una alimentación saludable este verano, no te olvides de incluir este alimento en tu alimentación, que dadas sus características nutricionales, no te pondrá más moreno pero sí que velará por tu salud.

Rica en vitaminas del grupo B, que entre todos sus funciones que desempeñan en el organismo, cabe destacar que protegen nuestro sistema neurológico e inmunológico, además de participar en la síntesis del ADN.
Contiene vitamina K, encargada de la coagulación sanguínea
Gracias a los betacarotenos, una provitamina A, es decir, precursor de la síntesis de esta vitamina en nuestro organismo, tiene un potente poder antioxidante y antiinflamatorio
Es rica en fibra, por lo que puede ser un aliado este verano para nuestro sistema digestivo.
Siendo un alimento de lo más saludable y que nos aporta múltiples vitaminas y antioxidantes a nuestro organismo, pero sin caer en mitos cuando  lo que estás buscando con su consumo es potenciar tu moreno.

Y recuerda que es muy importante proteger tu piel del sol adecuadamente, no solo en verano (aunque debemos de ser más meticulosos) sino durante todo el año. Pregunta en la farmacia o a tu dermatólogo cuál es la protección solar más adecuada para ti y disfruta de una piel sana y luminosa.

Fuente: abc

Te puede interesar