Un buen cuidado dental es clave para la prevención del accidente cerebrovascular

SALUD Por Rosario CALVO
P5SO7A5ZF6F6BRU777VMY5AVUM

Para los adultos que tuvieron un accidente cerebrovascular (ACV), mantenerse al tanto de la atención dental puede prevenir otro accidente cerebrovascular, según una investigación coescrita por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y presentada en la Conferencia Internacional de Accidentes Cerebrovasculares de la Asociación Americana del Corazón.

Los primeros resultados del estudio de pacientes con accidente cerebrovascular en Carolina del Sur y Carolina del Norte muestran que los eventos secundarios de accidente cerebrovascular ocurren con menos frecuencia cuando los pacientes reciben atención dental adecuada para la enfermedad periodontal.

La enfermedad periodontal, también conocida como enfermedad de las encías, puede dañar el tejido que mantiene los dientes en su lugar.

El especialista en accidentes cerebrovasculares Souvik Sen de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Sur dirigió el estudio. James Beck y Cristiano Susin de la Facultad de Odontología Adams de la UNC son coautores.

Los datos presentados en la AHA provienen del Estudio Tratamiento Periodontal para Eliminar la Desigualdad de las Minorías y las Disparidades Rurales en el Accidente Cerebrovascular (PREMIERS).

El estudio examinó a un grupo de 280 pacientes que habían experimentado un accidente cerebrovascular reciente y tenían enfermedad periodontal, con el objetivo de determinar si el tratamiento de la enfermedad periodontal reducía la aparición de un segundo accidente cerebrovascular.

Los participantes del estudio se dividieron en dos grupos:

Uno que recibió tratamiento periodontal estándar.
Otro que recibió cuidados periodontales intensivos.

El tratamiento estándar incluía cepillarse los dientes con un cepillo manual y eliminar la placa de manera similar a una visita dental de rutina.

El tratamiento intensivo incluyó dos eliminaciones de placa, extracción de dientes sin esperanza de curación, antibióticos y uso de enjuague bucal, un cepillo de dientes eléctrico y un hilo dental.

“Lo que vimos en este número limitado de participantes es que cualquier nivel de atención periodontal después de un accidente cerebrovascular parece reducir las posibilidades de un segundo evento de accidente cerebrovascular”, plantea Susin, profesora y presidenta de la División de Salud Oral Integral de la Facultad de Odontología Adams.

“Ya sabemos que la enfermedad periodontal está asociada con varias enfermedades y afecciones sistémicas, por lo que este resultado, aunque no es sorprendente, es significativo para la salud a largo plazo de aquellos que recientemente tuvieron un accidente cerebrovascular”.

Los investigadores encontraron una indicación preliminar de presión arterial más baja para ambos grupos y reducción del colesterol para el grupo estándar, aunque se necesitan estudios adicionales para confirmar esos hallazgos.

“Si bien nos sentimos alentados por estos resultados, ciertamente existe la necesidad de una mayor investigación de estos hallazgos a mayor escala”, dijo Beck, un distinguido profesor de la Escuela de Odontología Adams. “Nos sentimos alentados por estos resultados y esperamos que las personas que han experimentado un ACV, y las que no lo han hecho, se aseguren de cuidar su salud oral lo mejor que puedan”.

Fuente: TN

Te puede interesar