Perder peso ayuda a los hombres a duplicar su cantidad de espermatozoides

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Camila MARTINEZ
26ZOF2DYGNGYNLXSUFR6IZ3444

Cuando los hombres pierden kilos extra y los mantienen alejados, los beneficios para la salud pueden extenderse hasta su recuento de espermatozoides, encuentra una investigación reciente.

El estudio, de casi 50 hombres con obesidad, encontró que aquellos que adelgazaron siguiendo una dieta baja en calorías mejoraron su recuento de espermatozoides en aproximadamente un 40%. Pero había una trampa: necesitaban mantener el peso saludable para sostener el mayor conteo de espermatozoides.

Y en este caso, la pérdida de peso fue bastante sustancial: después de una dieta baja en calorías de ocho semanas, los participantes del estudio habían perdido un promedio de 16 kilos.

Tanto la pérdida de peso como el aumento en el conteo de espermatozoides fueron rápidos y sorprendentes, según el doctor Bobby Najari, un urólogo que revisó los hallazgos.

“Me impresionó el impacto en el conteo de espermatozoides en un lapso de tiempo tan corto”, reconoce Najari, profesor asistente y director del Programa de Infertilidad Masculina de NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York. Remarca que no está claro cuántos hombres en el mundo podrían lograr ese tipo de pérdida de peso, y mantenerla en el tiempo.

La planificación familiar y la pérdida de peso
Pero el punto más importante, resalta Najari, es que perder kilos de más a través de la dieta y el ejercicio puede tener un papel en la planificación familiar.

Varios estudios han relacionado la obesidad con una menor calidad del esperma, incluido un menor recuento de espermatozoides y menos espermatozoides que se ven y se mueven como deberían. El nuevo estudio, publicado recientemente en la revista Human Reproduction, analizó si la pérdida de peso puede cambiar eso.

Involucró a 47 hombres obesos entre las edades de 20 y 63 años que siguieron una dieta baja en calorías (800 calorías por día) durante ocho semanas. Después de eso, fueron asignados al azar a uno de los cuatro grupos para una fase de mantenimiento de un año: un grupo ejercitado; otro tomó liraglutida, un medicamento para la diabetes que a veces se usa para perder peso; un tercio hizo ejercicio y tomó el medicamento; el cuarto no hizo ninguna de las dos cosas.

Se alentó a todos los deportistas a hacer al menos 150 minutos de ejercicio moderado, como caminar a paso ligero, cada semana. Para mayor motivación, también se les ofrecieron clases de ejercicios.

Los investigadores encontraron que después de la dieta de ocho semanas, los participantes no solo habían bajado una cantidad sustancial de peso, sino que también mostraron generalmente un rebrote de esperma. Su recuento promedio de espermatozoides aumentó en un 41%, y la concentración de espermatozoides ( densamente empaquetados) aumentó en un 49%.

Un año después, aproximadamente la mitad de los hombres había mantenido un peso saludable, ya sea a través del ejercicio, la medicación o ambos. También había mantenido sus mayores recuentos y concentraciones de espermatozoides. Sin embargo, ese no fue el caso para los hombres que recuperaron el peso.

Perder peso y mantenerse delgado
“Perder peso y mantener la pérdida de peso parece tener un profundo efecto en el aumento del recuento de espermatozoides”, afirma el investigador Signe Sørensen Torekov, profesor de ciencias biomédicas en la Universidad de Copenhague en Dinamarca.

No está claro si los participantes del estudio tenían antecedentes de infertilidad o si la pérdida de peso mejoró su capacidad para concebir.

Pero, dijo Torekov, “los nuevos hallazgos pueden ser buenas noticias para la fertilidad, ya que estudios anteriores muestran un vínculo entre un mayor recuento de espermatozoides y un logro más rápido del embarazo”.

Fuente: TN 

Te puede interesar