Leucemia: descubren la forma en que una célula cancerosa se convierte en una normal

SALUD Por Ivana ALFARO
Y222QLMD3VE6RCUUO5VT55RPKA

Un nuevo estudio científico, publicado en la revista Leukemia, describe cómo células leucémicas altamente proliferativas acaban convirtiéndose en células normales que ya no se multiplican al cambiar las modificaciones químicas (la llamada epigenética) de un tipo de material genético, el ARN mensajero.

Alberto Bueno-Costa, investigador, catedrático de la Universidad de Barcelona, supervisor del estudio y director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, señaló: “Sabemos que una estrategia que tienen los tumores humanos para esquivar la eficacia de los fármacos es cambiar su aspecto, convirtiéndose en otro cáncer similar, pero insensible al medicamento usado. Por ejemplo, las leucemias del tipo linfoide se cambian a la estirpe mieloide para que el tratamiento no les afecte”.

A partir de esa base, los investigadores quisieron saber más sobre las vías moleculares implicadas en estas metamorfosis celulares y estudiaron un modelo in vitro donde una leucemia se transforma en una célula inofensiva, llamada macrófago.

“Los resultados experimentales mostraron que esta vuelta atrás de la célula maligna implica un cambio profundo en las modificaciones químicas que sufren nuestros ARN mensajeros, los transportadores que ayudan a que se formen las proteínas. En concreto, los cambios afectan a la distribución de una señal epigenética llamada adenina metilada”, precisó el experto.

A su vez, explicó que ese cambio en la acentuación química de estas moléculas provoca la inestabilidad de las proteínas que definen la leucemia y, en cambio, favorecen la aparición de proteínas diferenciadas características de la célula normal que va naciendo: el macrófago.

Este proceso parece ser controlado por el gen METTL3, un fabricante de modificaciones químicas del ARN mensajero. Esta línea de investigación, aunque está aún en estado preclínico, es muy prometedora y debe seguir explorándose como un nuevo enfoque en la lucha contra la leucemia.

Esteller sostuvo: “Los primeros fármacos preclínicos ya se han desarrollado en modelos experimentales de enfermedades malignas de la sangre, con lo que proporcionamos otra razón por la que estos medicamentos en desarrollo podrían ser útiles en las terapias del cáncer, particularmente en el caso de las leucemias y los linfomas”.

El desarrollo de nuevas estrategias es una excelente noticia para los miles de pacientes diagnosticados cada año con enfermedades hematológicas y para la lucha contra el cáncer.

Avances científicos contra el cáncer rectal localmente avanzado
Un grupo de médicos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK) de EE.UU. aplicó un revolucionario fármaco a un grupo de pacientes con cáncer de recto. Después de seis meses de aplicada la terapia, ninguno de los voluntarios tenía rastros de la enfermedad. Ni siquiera fue necesaria la radiación o la cirugía.

Según revelaron los expertos, todos los voluntarios con cáncer rectal localmente avanzado recibieron el fármaco dostarlimab, un anticuerpo monoclonal que bloquea el receptor de la proteína de muerte celular programada 1 (PD-1) y los resultados fueron sorprendentes: los tumores desaparecieron por completo.

El medicamento inyectable funciona exponiendo las células cancerosas, lo que permite que el sistema inmunitario pueda identificarlas y destruirlas.

Los exitosos resultados de la investigación, liderada por Andrea Cercek, oncóloga médica en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York (Estados Unidos), fueron presentados en el encuentro de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO22) en Chicago, y se publicaron en The New Journal England of Medicine (NEJM).

Fuente: TN

Te puede interesar