Con un fármaco, lograron remitir por completo el cáncer rectal localmente avanzado

SALUD Por Sara Blanc
WJQCWVVPNFF2ZEQMSCX2OPO3HQ

Un grupo de médicos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (MSK) de EE.UU. aplicó un revolucionario fármaco a un grupo de pacientes con cáncer de recto. Después de seis meses de aplicada la terapia, ninguno de los voluntarios tenía rastros de la enfermedad. Ni siquiera fue necesaria la radiación o la cirugía.

 Según revelaron los expertos, todos los voluntarios con cáncer rectal localmente avanzado recibieron el fármaco dostarlimab, un anticuerpo monoclonal que bloquea el receptor de la proteína de muerte celular programada 1 (PD-1) y los resultados fueron sorprendentes: los tumores desaparecieron por completo

El medicamento inyectable funciona exponiendo las células cancerosas, lo que permite que el sistema inmunitario pueda identificarlas y destruirlas.

Los exitosos resultados de la investigación, liderada por Andrea Cercek, oncóloga médica en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York (Estados Unidos), fueron presentados en el encuentro de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO22) en Chicago, y se publicaron en The New Journal England of Medicine (NEJM).

Ahora, el mismo equipo médico prepara más ensayos para tratar otros tipos de cáncer con el mismo medicamento: el gástrico, de próstata y de páncreas.

Cómo fue el estudio científico sobre el cáncer rectal
La quimioterapia neoadyuvante, la radiación y la resección quirúrgica del recto suele ser el tratamiento estándar para el cáncer de recto localmente avanzado. Un subconjunto está causado por una deficiencia en la reparación de desajustes, es decir, ciertos genes transportan información que indica a las células del cuerpo cómo funcionar y que ayudan a reparar un tipo específico de daño en el ADN a través de un proceso llamado reparación de desajuste.

Según revelaron los especialistas, se calcula que entre el 5 y el 10% de los adenocarcinomas rectales son deficientes en la reparación de errores de emparejamiento y se ha demostrado que estos tumores responden mal a los regímenes de quimioterapia estándar, incluida la quimioterapia neoadyuvante en el cáncer de recto localmente avanzado.

También observaron que el bloqueo de puntos de control inmunitarios por sí solo es muy eficaz como tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer colorrectal metastásico con reparación deficiente de errores de emparejamiento, así como para pacientes con enfermedad refractaria al tratamiento, con tasas de respuesta objetiva que oscilan entre un 33 y un 55%.

Cercek señaló al respecto: “Sobre la base de los beneficios observados en el contexto de la enfermedad metastásica, planteamos la hipótesis de que el bloqueo de la muerte programada 1 (PD-1) con un solo agente podría ser beneficioso en el cáncer de recto localmente avanzado y deficiente en la reparación de errores de emparejamiento”.

Para llegar a las conclusiones, los investigadores hicieron un estudio prospectivo de fase 2 en el que se administró el anticuerpo monoclonal anti-PD-1 dostarlimab como agente único cada 3 semanas durante 6 meses en pacientes con adenocarcinoma rectal en etapa II o III, con deficiencia en la reparación de errores de emparejamiento.

Los 12 pacientes analizados tuvieron una respuesta completa al tratamiento, sin necesidad de quimioterapia ni cirugía.

Los expertos indicaron: “Los puntos finales primarios son la respuesta clínica completa sostenida 12 meses después de completar la terapia con dostarlimab o la respuesta patológica completa después de completar la terapia con dostarlimab con o sin quimioradioterapia y la respuesta general a la terapia neoadyuvante con dostarlimab con o sin quimioradioterapia”.

Fuente: TN

Te puede interesar