Un medicamento para la diabetes ayuda a que las personas obesas pierdan peso

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Gina Navarro
6UNDFNBY55BA3DG7YSOPJHPUKM

La obesidad es una pandemia global. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1975, se triplicó en todo el mundo.

Se estima que alrededor de cuatro millones de personas adultas fallecen al año como consecuencia del sobrepeso y la obesidad. Gran parte de la carga de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) puede atribuirse al exceso de peso, tal es el caso de la diabetes, las cardiopatías isquémicas y ciertos tipos de cáncer.

Afortunadamente, cada vez son más los tratamientos disponibles para revertir esta patología y, por ende, mejorar la salud. Un equipo internacional de científicos publicó en la revista New England Journal of Medicine un estudio en el que informan que la tirzepatida, un medicamento para la diabetes, contribuye a una pérdida de peso significativa en personas con obesidad.

Cómo fue el estudio científico sobre obesidad y tirzepatida
Los investigadores dividieron en cuatro grupos iguales a 2.539 participantes con obesidad o sobrepeso. En general, los voluntarios pesaban 104,8 kg y ninguno padecía diabetes.

En el transcurso de 72 semanas, a un grupo se le ofreció una inyección de placebo autoadministrada una vez a la semana, mientras que a los otros tres grupos se les ofreció 5, 10 y 15 mg de tirzepatida. A su vez, todos los participantes se sometieron a una dieta baja en calorías y realizaron al menos 150 minutos de actividad física a la semana.

Al final del período de pruebas, los participantes que recibieron 5 mg de tirzepatida cada semana perdieron un promedio de 16,1 kg, los que recibieron 10 mg adelgazaron un promedio de 22,2 kg y los que recibieron 15 mg perdieron un promedio de 23,6 kg.

En ese tiempo, los que habían recibido placebo solo perdieron 2,4 kilos (el 3% de su peso inicial), mientras que quienes habían recibido tirzepatida como opción terapéutica para adelgazar, perdieron entre el 16 y el 22,5% de su peso inicial.

Ania Jastreboff, profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale (EE.UU.) y autora principal del estudio, señaló: “La obesidad debe tratarse como cualquier otra enfermedad crónica, con enfoques efectivos y seguros que se dirijan a los mecanismos subyacentes de la enfermedad. Estos resultados subrayan que la tirzepatida puede estar haciendo precisamente eso”.

Tanto la tirzepatida como la semaglutida -aprobada este año por el Instituto Nacional para la Calidad de la Sanidad y de la Asistencia del Reino Unido (NICE)- “imitan a las hormonas que le dan al cuerpo la sensación de saciedad después de comer y que, a menudo, se encuentran en niveles bajos en las personas obesas”.

La obesidad en la Argentina
En la Argentina, el problema es preocupante y la prevalencia a lo largo de los años muestra una tendencia claramente ascendente en todos los grupos etarios y sociales, particularmente en los que están en situación de mayor vulnerabilidad social. Según datos de la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR 2018), seis de cada diez personas adultas se encuentran en esta condición.

Laura Chiormi (M.P. 008), nutricionista diplomada en Políticas Públicas y secretaria del Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires, remarcó que en las últimas décadas se registró a nivel mundial un cambio en el patrón alimentario, en particular, en poblaciones urbanas.

Por un lado, se encuentra el progresivo aumento del consumo de alimentos y bebidas con alto nivel de procesamiento (ultraprocesados), contenido energético alto y bajo valor nutritivo. Y simultáneamente, se observa la disminución del consumo de alimentos sin procesar o mínimamente procesados, como frutas, verduras, legumbres, granos integrales y semillas, entre otros.

“A pesar de este escenario desalentador, es importante destacar que estas enfermedades son prevenibles en gran medida. Nos encontramos frente a un escenario auspicioso para la implementación de políticas públicas orientadas a mejorar la alimentación de la población, generando conciencia y promoviendo conductas responsables”, planteó la especialista.

Fuente: TN

Te puede interesar