Señales que indican que has encontrado al amor de tu vida

NOTICIAS DE INTERÉS Por Raquel Alcolea
amor-de-tu-vida-kyNG--620x349@abc

El modo en que se miran, las sonrisas cómplices, la naturalidad en las muestras de afecto y en el contacto físico, la capacidad de bromear juntos casi con cualquier cosa, la sensación de sentirse cerca haya distancia... Algunas parejas parecen estar hechas como un traje a medida, con sus piezas perfectas y en armonía, como si hubieran nacido para entenderse. Aunque lo cierto es que a veces es más fácil percibir esta conexión especial en otras parejas que en uno mismo. De hecho, tal como explica la psicóloga Sara Navarrete, experta en dependencia emocional y autoestima, muchas veces sucede que, fruto de fracasos anteriores o de no querer hacerse falsas esperanzas, no somos capaces de ver que alguien es relevante para nosotros y que tal vez podríamos encontrarnos ante el «amor de nuestra vida».

 Por eso la psicóloga, que acaba de publicar 'Ahora yo, la guía definitiva para salir del bucle de las relaciones fallidas', insiste en que es tan importante tener autoestima y ser capaz de establecer relaciones de pareja sanas como aprender a identificar que hemos encontrado el amor cuando lo tenemos delante. Pero para ello, según aclara, es necesario haber hecho un trabajo previo de conocimiento y de desarrollo persona, pues sólo si podremos mostrar nuestra mejor versión y así atraer a aquellas personas que de verdad queremos tener en nuestra vida. «Hay que mirar hacia adentro y preguntarse cómo somos y si en este momento somos aquello que queremos atraer a nuestra vida, en lugar de caer en la tentación de buscar a alguien que nos complete o que nos complemente», revela. Y es que, según explica Navarrete, el amor bueno no es eso que nos ha vendido Hollywood a través de películas románticas y series. «El amor no es ansiedad, no es pasión descontrolada, no es desenfreno, no es una vivencia extrema, ni es algo que nos tiene que preocupar o agobiar. El amor sano es apaciguado, tranquilo, natural y pasional, sí, pero desde la calma, no desde la angustia», aclara. Por eso para ayudar a distinguir entre un amor sano y un amor que no lo es tanto la experta reúne en forma de 15 claves algunas de las señales que indican que estamos ante un vínculo especial:

1. No compara ni piensa en los ex
Una señal clara de que nos encontramos ante una persona que merece la pena es que no haga referencia a sus parejas anteriores más allá de un mero comentario informativo o de algo puntual. «Si estás conociendo a alguien y no deja de hablar de su ex o de hacer comparaciones con la vida que tenía con su ex pareja podría indicar que hay algo que no ha terminado de sanar. El consejo en estos casos es huir, dejar la relación. Si sigues ahí, nunca funcionará, aunque tu ego crea que puedes lograr que olvide a la otra persona. Eso no funciona así», explica Navarrete. Y lo mismo sucede si uno mismo siente la necesidad de hablar continuamente de su ex pareja porque eso también será una señal de que seguimos enganchados a esa relación anterior y necesitamos hacer un trabajo personal previo.

2. No siento la necesidad de hablar continuamente con él o ella
Si hablar con nuestra pareja se convierte en algo obsesivo estamos ante una señal que no es positiva. Puede haber un contacto diario, por cosas que tengan sentido, que fluyan y que no requieran esfuerzo o que no formen parte de la necesidad o de la ansiedad. «Pero si estoy pensando todo el tiempo en si le escribo o no, en si le llamo o no, o en si me contesta o no ese contacto no fluye y lo que estoy sintiendo es una necesidad de monitorear a esa persona», revela la psicóloga, quien además explica que si somos nosotros los que estamos sufriendo ese marcaje también sería una señal de alerta y habría que hablar con esa persona para comentarle que estamos detectando esa necesidad de control.

3. Me siento yo mismo, con libertad
Si vivimos ansiedad en una relación, estamos ante un vínculo que no es interesante pues, tal como explica la psicóloga, es cierto que se pueden tener conflictos puntuales o discrepancias pero siempre debe haber un espacio de acercamiento, empatía y entendimiento en la pareja. «Si tengo ansiedad en la pareja, me preguntaré si censura o critica mis actos y no seré yo mismo. Sentirse libre es fundamental dentro de la pareja», aclara Navarrete.

4. Me hace sentirme bien
Fluir, de forma natural, sin agobios ni clichés. Esa sería la clave para estar bien en pareja y eso sería justamente lo contrario de tener ansiedad. «Si me siento a gusto con mi pareja siendo como soy y esté con quien esté, ya sea con amigos, con familia o con compañeros de trabajo, también sentiré que todo fluye entre nosotros», comenta. Por eso la experta explica que ese sentirse bien y ese sentirse libre va muy ligado a la comunicación pues implica que ambos se sienten aceptados e impulsados por el otro. «Sentir que al otro le interesa nuestro contexto y nuestro entorno también nos hace sentirnos bien y conectados», explica.

5. Ni celos ni enfados constantes
En una relación de complicidad no hay cabida para los celos y los enfados son muy poco frecuentes y por cuestiones puntuales. De hecho la psicóloga argumenta que cuando una persona se siente bien no siente la necesidad de pelear con su pareja a menudo pues su relación se basa en el compromiso y en el entendimiento. «En las relaciones duradera en las que hay respeto no tiene cabida la ansiedad ni los celos», sentencia Navarrete.

6. Soy su prioridad
Ser la prioridad para esa persona debería ser algo natural, algo que tu pareja haya decidido y no algo que se haya pedido o hablado. Cuando el otro hace pequeños ajustes en su vida para coincidir con su pareja en cosas que son importantes para ella está mostrando atención y cercanía y eso hace que su pareja se sienta prioritaria para él o ella.

7. Acepta y se interesa por mi entorno y mi contexto
El hecho de que tu pareja entienda la importancia que tienen en tu vida tu familia y amigos también es una señal de que te prioriza. Lo importante es tener claro, según propone la experta, que desde la comunicación se puede gestionar todo, llegar a acuerdos y que ambos miembros de la pareja cedan terreno para que cada uno de ellos se sienta importante y comparta con su pareja los momentos con su familia y amigos que considera importantes.

8. Sabe qué es vital para mí
Aquí es importante, según apunta la psicólogo, que la persona se conozca bien a sí misma pues solo si lo sabe podrá atraer aquello que quiere y convertirse en la máxima expresión de lo que desea tener en su vida. «El autorrespeto es fundamental. Si no vives acorde a tus valores, pierdes tu esencia», aclara.

9. Te deja sin palabras
Dejar al otro sin palabras, en el sentido positivo, implica que esa persona es, de alguna manera, el viento que nos eleva y que nos ayuda a volar. Así, la experta explica que esto implicaría que, si nos encontramos ante un conflicto o ante algún problema, esa persona sea la que ayude o aporte una solución que nos ayude a cerrar el círculo. La pareja que interesa es aquella que nos nutre y nos aporta continuamente, aquella con la que sentimos que estamos viviendo un crecimiento conjunto.

10. No te lo imaginabas así pero te encanta
A menudo tenemos expectativas sobre las relaciones de pareja, tanto a nivel físico como emocional. Puede resultar trivial pero es probable que nunca nos imaginásemos con alguien más mayor o más joven, o más bajito o calvo o con un físico que nunca nos atrajo, pero lo cierto es que sucede, que podemos enamorarnos del perfil opuesto al que esperábamos. Y cuando esto sucede y estamos felices con ello es porque hemos logrado ir más allá de lo externo y hemos cambiado el foco. Lo físico no es lo que nos atrae, sino que esa persona nos atrae en su conjunto.

11. Disfrutas de su sentido del humor
Conectar con el sentido del humor del otro y reír juntos y disfrutar de las ocurrencias del otro es otra forma más de nutrirse. «Puedo tomar un comentario trivial como una forma de herirme o como una forma de enriquecerme, siempre, lógicamente, dentro de unos límites, pues estaríamos hablando de cosas que no tengan relevancia y pueden darse en el contexto del humor», comenta la psicóloga.

12. Es tu mayor fan y te admira
El apoyo incondicional es fundamental en la pareja. Y eso implica, no solo que tu pareja sea tu mayor fan, te admire y te brinde apoyo en todo lo que emprendas, sino que, si en algún momento cambias de opinión, también esté ahí a tu lado porque confía en ti. «La admiración es fundamental y cuando dentro de la pareja se siente falta de interés o rechazo, se deteriora esa unión», asegura Navarrete.

13. Te conoce de forma única
Esa complicidad, conexión o esos guiños que solo entienden las parejas son importantes. Y no es algo que haya que pactar, ensayar o cultivar, tendrían que darse de forma natural, espontánea y genuina. «Si es algo que hay que hablar o forzar, eso sería una señal de alarma», cuenta.

14. Sientes admiración por esa persona
Ya hemos comentado que es vital sentirse admirado, pero también lo es admirar a la pareja, en el día a día y no solo cuando nos comunique determinados logros o hitos.

Fuente: abc

Te puede interesar