Cinco claves espirituales de la cocina vegetariana

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
En los gramos de cariño que se vuelquen a la preparación de los alimentos, está la llave para alimentar el cuerpo y el alma. Lo dice una cocinera hare krishna que vive en la Argentina.
Comida-vegetariana-1

El tiempo de replantear hábitos alimentarios tiene múltiples miradas. Una de ellas está basada en la filosofía hinduista de los hare krishna, que se detiene a valorar la forma de preparación de las comidas y los ingredientes naturales que se utilizan.

Con Bienestar consultó a una experta internacional que vive en la Argentina, se llama Murti Murti, es devota de ese movimiento desde los 15 años y ahora cumple medio siglo cocinando con estas técnicas naturales.

El secreto de esta pionera de la cocina tradicional en occidente no está tanto en las recetas, sino “en el cariño con que se preparan los alimentos”. Aquí, cinco de sus claves espirituales, para ella más importantes que la marca comercial de las cacerolas:

“Saber que esta cocina se basa en ingredientes sanos, naturales y de estación, que ayudan a nutrir el cuerpo y el alma. Consumir alimentos frescos es una forma de estar en armonía con el ciclo de la vida. Cada estación del año nos brinda los ingredientes perfectos y recomendables para que su consumo sea el adecuado de un modo integral”.
“Tener presente que esta cocina es no violenta, ya que todos los elementos que la componen se obtienen sin causarle dolor o sufrimiento a ninguna entidad viviente. El respeto por los animales va más allá de una moda, es un estilo de vida, alejada de la crueldad, entendiendo que cada alma es valiosa, sin importar el cuerpo en el que se encuentre y que merece cumplir su ciclo vital de forma completa”.

“Agradecer. Esta forma de preparar los alimentos está impregnada de gratitud, porque existe un entendimiento pleno de que todo lo que usamos nos es brindado de forma abundante y generosa. Por ejemplo, las especias, que combinadas crean mágicos y exquisitos sabores, son en primer lugar un regalo de la naturaleza”.

“Elaborar los platos con conciencia, haciendo del momento de cocinar una profunda meditación. En cada paso, se cuida de forma externa e interna el proceso que se lleva adelante, desde la limpieza del espacio de trabajo, de los utensilios, de los vegetales, cereales y legumbres, hasta la regulación del fuego. Todo es atendido de una forma especial y conectada”.

"Convertir cada preparación en una amorosa ofrenda. Esto vale para creyentes pero también para los que cuidan a la naturaleza. La publicación sagrada del Bhagavad-Gita dice al respecto: ‘Los alimentos que gustan a quienes están en la modalidad de la bondad, aumentan la duración de la vida, purifican la existencia y dan fuerza, salud, felicidad y satisfacción. Esos alimentos son jugosos, cremosos, sanos y agradables al corazón’”.

“Disfrutar de los colores, los olores, las texturas y los sabores de esta cocina, preparada por manos respetuosas, responsables y amorosas, aseguran una conexión entre paladar y corazón”, destaca Murti Murti. ¿Cuáles son los principales ingredientes que utiliza? Vegetales, cereales, legumbres y lácteos, más mezclas de especias (garam masala) para aromatizar y dar sabor.

Entres los platos típicos de esta forma de cocinar se destacan:

Kachoris, que son como empanaditas redondas.
Thali, es un almuerzo con diferentes preparaciones (dhal, que es una sopa), pakoras (verduras rebozadas fritas en ghee), chutney (salsa picante agridulce) y chapati (pan indio de harina integral).
Tamatar, un guiso de papa, tomate, arvejas y dados de ricota frita.
Kichari, una especie de locro de legumbres (por ejemplo, puede ser hecho con porotos mung cocido con verduras y arroz).

Te puede interesar