El uso de plasma en pacientes graves no genera beneficios

SALUD Por Ana COHEN
Este fue el resultado que arrojó un ensayo clínico hecho por científicos argentinos. En qué consistió el estudio.
5eb2fc52add11_1004x565

El primer estudio argentino realizado en relación con el uso de plasma en pacientes convalecientes en el tratamiento de la neumonía por COVID-19, evidenció que “no produjo un beneficio clínico significativo a los siete, 14 o 30 días de seguimiento en comparación con el uso de placebo”. Se trata del ensayo clínico Plasm-Ar, una investigación impulsada por el Hospital Italiano de Buenos Aires, en la que también trabajaron 12 instituciones públicas y privadas de cinco provincias diferentes.

“En ninguno de los objetivos, el grupo de plasma de convalecientes fue mejor que el placebo. En términos de efecto, es igual al placebo en esta población”, expresó en conferencia de prensa el doctor Alejandro Ventura Simonovich, jefe de la Sección de Farmacología Clínica del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Según indicó el especialista y miembro del ensayo, “los investigadores no decidíamos qué pacientes iban a recibir la intervención … el azar decidía”. Especificó, también que, durante el proceso, “eran dos a uno porque dos pacientes recibían plasma mientras que a uno le suministraban solución fisiológica”.

El 90 por ciento de los pacientes que participaron del estudio fueron dados de alta.

Los investigadores que formaron parte del ensayo clínico tenían como objetivo demostrar si el uso del plasma en esta característica de pacientes era efectivo: “Esta pregunta era muy importante, teniendo en cuenta la amplitud de su uso, sin que hubiera tenido un claro efecto demostrado hasta este momento por lo menos en la población que nosotros estudiamos”, agregó Ventura Simonovich.

Por su parte, el doctor Leandro Burgos, subjefe de Medicina Transfusional del H.I. explicó durante la conferencia que este estudio fue posible gracias a la voluntad de “500 personas que se acercaron para estudiarse y a donar su plasma”. Además, mencionó la metodología que emplearon para que los pacientes no descubrieran qué tipo de transfusión recibían: “Nos aseguramos de que los intervinientes no supieran qué componentes recibieron. Diseñamos distintos mecanismos de enmascaramiento”.

Concluyó la conferencia el doctor Waldo Belloso, médico especialista en farmacología Clínica e Infectología del H.I. A pesar de los resultados expuestos, destacó que este estudio implica “un gran logro para la medicina y para la ciencia argentina en general. En breve saldrá plasmado en una revista científica internacional”.

“No siempre la realidad se acomoda a nuestros deseos. Hay una idea básica en la medicina que es no dar tratamientos a menos que sean absolutamente necesarios”, dijo y señaló que “estos resultados poblacionales no entran en contradicción ni en disputa con experiencias individuales de que muchas personas recibieron plasma y se recuperaron"

"Este estudio indica que posiblemente esas mismas personas se hubieran recuperado de la misma forma, aunque no hubieran recibido el plasma”, aclara.

Los especialistas realizaron sus investigaciones en base a una población particular: pacientes con neumonía por COVID-19 con criterios de gravedad. “Hay otras poblaciones en las que nuestro estudio no puede dar esa respuesta. Esperamos la realización de otros estudios con igual calidad metodológica en otros momentos de la enfermedad como para poder completar esta respuesta”, especificó Belloso

En total, participaron 334 pacientes con un promedio de edad de 62 años. El 68,2 por ciento de los involucrados eran varones.

Además del Hospital Italiano de Buenos Aires, en el ensayo clínico participaron: el Hospital Italiano San Justo (Buenos Aires), en la Clínica Zabala (CABA), el Sanatorio Agote (CABA), Hospital Británico (Rosario), Clínica Santa Isabel (CABA), Hospital Universitario Austral (PBA), Hospital Zonal Ramón Carrillo (Bariloche), Hospital Ramos Mejía (CABA), Hospital Privado de la Comunidad (Mar del Plata), Sanatorio de la Trinidad (CABA) y el Hospital Privado (Córdoba). Instituciones públicas y privadas en cinco provincias diferentes. El financiamiento fue dado por cada una de las instituciones y por el Consejo de Investigación del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Por último, se destacó y reafirmó la importancia de donar sangre: “Más allá del resultado de este estudio en particular, es fundamental el impulso que tomó la donación de sangre. Aunque no sea la respuesta completa para esta enfermedad, sí es la solución para muchas enfermedades y otras patologías”, sentenció Belloso.

Te puede interesar