Los 10 beneficios del tomate, uno de los protagonistas de los platos de verano

ALIMENTACIÓN Y SALUD Olivia BIANCHI
KIF7RK67KNEDZHKYLR2JQTBPAI

Es una de las verduras protagonistas del verano, ya que forma parte esencial de muchas comidas que se disfrutan mucho más durante esta estación. Incluso, es durante esta misma época que existe una mayor abundancia. Su nombre científico es Lycopersicum esculentum y forma parte de la familia de las solanáceas. También tiene un nombre que proviene del náhuatl -tomat-, que significa fruto de agua. Sin embargo, es popular y mundialmente conocido como tomate.

Esta fruta originaria de Latinoamérica, comenzó a cultivarse en civilizaciones prehispánicas prácticamente por todo el continente, particularmente en los actuales territorios de México y Perú.

Cuáles son las diez propiedades del tomate

Es fuente de antioxidantes. El tomate contiene gran cantidad de licopeno, un antioxidante muy eficaz contra los problemas que causan los radicales libres. Además el tomate contiene otros carotenos lo que lo convierte en un poderoso antioxidante que cuida nuestro organismo. Y sus beneficios se pueden obtener incluso de productos de tomate procesados con calor, incluyendo la salsa de tomate, indican desde el Instituto Interdisciplinario para la Innovación, perteneciente a la Universidad de Talca, en Chile.

Previene enfermedades cardiovasculares. El licopeno del tomate previene la oxidación de lípidos séricos, produciendo así un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares, indicó la profesora de nutrición Gemma Chiva-Blanch, de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) en una nota a The Conversation. El consumo regular de tomate ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre.

Es fuente de vitaminas y minerales. Un tomate puede aportar alrededor del 40% del requerimiento diario de vitamina C, un antioxidante natural que actúa contra el cáncer que causan los radicales libres. También contiene vitamina A, K y abundante potasio, además de hierro, advirtieron desde la universidad chilena.
Protege la vista. La vitamina A presente en el tomate ayuda a proteger la vista de enfermedades degenerativas o ceguera nocturna.

Mantiene la salud del intestino. El tomate mantiene el sistema digestivo saludable ya que previene el estreñimiento y la diarrea. También previene la ictericia y ayuda a eliminar eficazmente las toxinas del cuerpo.
Controla la presión arterial. El consumo diario de tomate reduce el riesgo de desarrollar hipertensión. Además, su contenido de potasio y bajos niveles de sodio favorece a evitar la retención de líquidos y a la eliminación de toxinas.

Combate la diabetes. Un estudio realizado por el Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos reveló que el consumo diario de tomate reduce el estrés oxidativo en la diabetes tipo 2.

Mejora la calidad de la piel. El tomate ayuda al mantenimiento de dientes, huesos, pelo y piel sanos. El consumo diario de tomate protege la piel contra los rayos UV. Además, al poseer grandes propiedades antioxidantes, es utilizado como ingrediente natural en la preparación de productos contra el envejecimiento.

Previene las infecciones del tracto urinario. La ingesta de tomate también reduce la incidencia de infecciones del tracto urinario, así como el cáncer de vejiga, resaltaron desde la Universidad de Talca.

Previene cálculos biliares. El consumo regular de tomate también ayuda a disolver los cálculos biliares.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto