La proteína de la carne roja y la leche mejora la respuesta inmune contra el cáncer

ALIMENTACIÓN Y SALUD Ana COHEN
2DGX2HN56RQ3WCSUAWULBALUB4

Un nutriente que se encuentra en la carne de vaca, cordero y productos lácteos podría actuar como un suplemento en el tratamiento del cáncer debido a sus capacidades para combatir las células cancerosas, según muestra un nuevo estudio de la Universidad de Chicago publicado en la revista Nature.

Un equipo de científicos de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, ha demostrado, en un ensayo con ratones de laboratorio y muestras de pacientes, que la carne de vaca y cordero y los productos derivados de la leche, como el queso, contienen un ácido graso que mejora la capacidad del sistema inmunitario para combatir tumores, según los resultados de este estudio.

El “secreto” está en el ácido transvaccénico (TVA), porque, según los resultados de esta nueva investigación, mejora la capacidad de las células T CD8+ para infiltrarse en los tumores y eliminar las células cancerosas. Y este ácido graso está presente en la carne roja y los productos lácteos de animales de pasto como vacas y ovejas.

Sin embargo, los propios responsables de este estudio subrayan que “no debe tomarse como excusa para comer más hamburguesas con queso y pizza”, según se afirma desde la Universidad de Chicago, firmante del trabajo.

En cambio, este hallazgo se permite desarrollar nuevos suplementos de nutrientes, como el TVA, que “podrían utilizarse para promover la actividad de las células T”.

Pruebas en humanos
Además de los resultados de las pruebas con ratones, estos investigadores también han demostrado que los pacientes de cáncer que tenían mayores niveles de TVA en sangre, y que participaron en este estudio, respondieron mejor a la inmunoterapia, lo que sugiere que “podría tener potencial como suplemento nutricional para complementar los tratamientos clínicos contra el cáncer”.

A partir de ahora, este equipo, que está dirigido por la investigadora Jing Chen, se centrará en comprender mejor cómo los metabolitos, nutrientes y otras moléculas que circulan por la sangre influyen en el desarrollo del cáncer y en la respuesta a los tratamientos oncológicos.

Después de que los científicos evaluaron los seis candidatos principales tanto en células humanas como de ratón, vieron que TVA tuvo el mejor rendimiento. TVA es el ácido graso trans más abundante presente en la leche humana, pero el cuerpo no puede producirlo por sí solo. Sólo alrededor del 20% del TVA se descompone en otros subproductos, dejando el 80% circulando en la sangre. “Eso significa que debe haber algo más que haga, así que comenzamos a trabajar más en ello”, dijo Chen.

El estudio sugiere que el TVA podría utilizarse como suplemento dietético para ayudar a diversos tratamientos contra el cáncer basados en células T, aunque Chen señaló que es “importante determinar la cantidad optimizada del nutriente en sí, no la fuente alimentaria”.

Fuente: TN

   

Te puede interesar
Lo más visto