La dieta arcoíris que sí ayuda a adelgazar y a comer más sano

DIETAS Camila MARTINEZ
dieta-arcoirisjpg

La clave para adelgazar es acompañar una alimentación saludable con la práctica regular de ejercicio físico. En esta oportunidad, vamos a hablar sobre la dieta arcoíris, un plan variado para incorporar más comidas diariamente.
Cabe destacar que una alimentación balanceada es aquella que respeta las cuatro comidas más importantes del día: el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena. Aunque también, admite algunas colaciones.

Qué es la dieta arcoíris y cómo implementarla

Para adelgazar, los platos deben ser bajos en calorías y aportar fuentes de proteína y fibra. ¿Pero cómo sabemos si los alimentos aportan todos los nutrientes necesarios?

Un buen método para saber si estás comiendo la cantidad justa de nutrientes es a través de la dieta arcoíris. Gracias a este plan, vas a probar comidas de todos los colores, todos los días.

La idea es que elijas frutas y verduras de estación que contengan distintos colores. Cuantos más variados sean los ingredientes de tu dieta, más complejos serán las vitaminas y minerales que aportarán a tu cuerpo.

Los significados de los colores en la comida

La ciencia de la nutrición estableció que una dieta rica en frutas y vegetales es beneficiosa para la salud del cerebro y del corazón. Comer muchos colores puede reducir el riesgo de perder los nutrientes vitales.

Por lo tanto, si falta un color del arcoíris en la dieta, es posible que falte la función de ese alimento. Ahora bien, veamos cuáles son las funciones de cada uno:

Alimentos azules o púrpuras
Los alimentos de este color, como los arándanos, tienen un alto contenido de un pigmento vegetal llamado antocianina. El cual se relaciona con una baja en el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes del tipo II.

Alimentos amarillos y verdes
Los alimentos amarillos y verdes contienen luteína. La misma puede ayudar a reducir el riesgo del deterioro macular del ojo, además de evitar enfermedades coronarias.

Alimentos blancos
Las comidas blancas, como el tofu, contienen numerosas isoflavonas que se asocian con la reducción de la posibilidad de contraer enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer y el deterioro cognitivo.

Sin embargo, la dieta arcoíris no se limita solo al consumo de frutas y verduras, sino que incluye un amplio abanico de comidas como:

Hierbas
 Especias
 Legumbres
 Nueces
 Semillas
 Cereales integrales
 Té

Fuente: Diariouno
 

Te puede interesar
Lo más visto