Últimas publicaciones

Mito o realidad: ¿pueden comer avena las personas con enfermedad celíaca?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Carola LEVI
BXWP72K7WNA4LCCVJKAVKGMBSU

La avena es siempre un alimento sospechoso para las personas con celiaquía, ya que no contiene gluten, pero suele contaminarse con facilidad por el cruce con otros alimentos que sí lo contienen. Existe avena sin gluten, pero para consumirla con seguridad, tiene que tener en el etiquetado “Certificada sin gluten”.

“La celiaquía es una enfermedad autoinmune que se da en pacientes genéticamente predispuestos, cuyo gatillo es la ingesta de gluten”, sintetiza Fabio Nachman (M.N. 96.066), jefe del servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro y expresidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología.

El experto señala que el gluten es un conjunto de proteínas presentes en trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de dichos cereales.

La legislación argentina no permite etiquetar con la mención «SIN TACC» a los productos que contienen entre sus ingredientes: trigo, avena, cebada y centeno. Así, cualquier producto que contenga avena no se considerará apto para celiacos en la Argentina.

Una persona celiaca ¿puede consumir avena?
Una persona celiaca sí puede consumir avena, pero hay una serie de cuestiones a tener en cuenta que es necesario analizar antes de comenzar a tomar este cereal para que no haya ningún tipo de riesgo para la salud.

La avena tiene un componente llamado avenina muchas veces difícil de digerir para las personas con esta enfermedad, por lo que si al consumirla aparecen síntomas, deberá dejar de comerla.

Muchas veces, el producto se contamina con trazas de gluten durante el procesamiento. Esto quiere decir que el alimento ha estado en contacto con otros ingredientes que tienen gluten. Tampoco sería un problema para las personas con enfermedad celíaca, siempre y cuando se indique en el etiquetado “puede contener trazas de gluten”.

La ingesta de gluten para una persona que sea intolerante o sensible a este componente puede tener consecuencias para la salud, en mayor o menor medida, dependiendo del grado de intolerancia que tenga. Por eso, y a pesar de aportar grandes beneficios para la salud, surgen dudas con respecto al consumo de avena entre las personas con enfermedad celíaca.

La celiaquía funciona de manera diferente en cada persona
“Los pacientes tienen grados de depresión y deterioro de la calidad de vida en el momento en que la enfermedad celíaca está activa, pero, por suerte, esto mejora cuando comienzan la dieta libre de gluten”, destacó el médico gastroenterólogo.

“El gluten puede producir una lesión en la mucosa intestinal, lo cual va provocando que las vellosidades del intestino delgado se atrofien, alterando la absorción de los nutrientes de los alimentos”, explica Nachman y agrega que la enfermedad también puede afectar otros órganos de nuestro organismo y que la sintomatología puede ser muy variada desde diarrea crónica, padecer un intestino irritable, síntomas extradigestivos como, por ejemplo, cefalea y ansiedad, o hasta, inclusive, no tener ningún síntoma.

Fuente: TN

Te puede interesar
Lo más visto