¿Cómo se llama la dieta de alimentos crudos y en qué consiste?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Olivia BIANCHI
16963458537874

¿Cómo se llama la dieta de alimentos crudos?
La dieta basada en el consumo de alimentos crudos se llama crudiveganismo. También recibe el nombre de alimentación Raw Food, término en inglés que se puede traducir al español como "comida cruda". Quienes la siguen se denominan crudívoros.

¿En qué consiste la dieta de alimentos crudos?
Este tipo de dieta implica alimentarse de productos de origen vegetal y que deben estar sin cocinar, ya que se considera que su valor nutritivo se reduce al hacerlo. No pueden pasar por ningún tipo de cocción o preparación que supere cierta temperatura. El límite se suele situar en los 40 grados centígrados, aunque algunas fuentes suben esta cifra hasta 42 o 48.

Beneficios de la alimentación Raw Food
La alimentación Raw Food o dieta de alimentos crudos ofrece ciertos beneficios a quienes la siguen:

Es una dieta basada en productos sanos de origen vegetal.
Es más sostenible que otras dietas.
Los alimentos sin cocinar conservan ciertas vitaminas, minerales y otros nutrientes que se suelen perder al cocerlos.
Aporta gran cantidad de fibra, necesaria para el buen funcionamiento del sistema digestivo y que ayuda a evitar los problemas de tránsito intestinal.
Prescinde del consumo de azúcares añadidos, hidratos de carbono procesados y grasas hidrogenadas, elementos que influyen en la diabetes y en trastornos relacionados con los niveles de colesterol.
 
Riesgos de comer alimentos crudos
La higiene es fundamental en una dieta basada en el consumo de productos crudos. Este tipo de alimentación puede entrañar ciertos peligros para tu salud, como exponen los expertos en salud de Mapfre y Sanitas:

Los alimentos crudos lavados, conservados o manipulados de manera inadecuada pueden tener bacterias, virus, parásitos y otros microorganismos perjudiciales.
Ingerir comida cruda puede dificultar las digestiones.
Agrava problemas estomacales e intestinales, por lo que no se recomienda a personas que padecen colitis, la enfermedad de Crohn y el síndrome del intestino irritable.
Puedes sufrir toxiinfecciones alimentarias o reacciones adversas al comer ciertos productos crudos, como las patatas o las berenjenas, por su contenido en solanina. Esta sustancia puede llegar a provocar daños estomacales y neurológicos.
Corres el riesgo de tener náuseas o vómitos al ingerir legumbres crudas, debido a su contenido en lectinas.
La cocción de los alimentos libera algunos minerales, como el calcio, que se absorbe mejor en productos cocinados que en crudos.
La absorción de los carotenoides, que se encuentran en los tomates y las zanahorias, es menor en alimentos crudos, por lo que no notarás tanto sus efectos beneficiosos.
Es una dieta que puede generar carencias de nutrientes, por ejemplo, no aportar las proteínas suficientes al organismo.

Food
La base de la dieta Raw Food son los productos de origen vegetal que se pueden comer crudos, como los siguientes:

Frutas.
Verduras.
Hortalizas.
Semillas.
Frutos secos.
Legumbres y granos germinados.
Algas.
Raíces.
Especias y condimentos.
Aceites y grasas prensados en frío.
Infusiones y tés.
Zumos y smoothies.
Productos lácteos no pasteurizados, como leche y queso, y carne cruda no pasteurizada. Cabe destacar que algunos crudiveganos también excluyen estos productos y se limitan a una dieta con alimentos 100% de origen vegetal.

 Alimentos prohibidos en la dieta de alimentos crudos
El crudiveganismo excluye una gran cantidad de productos de tu dieta diaria:

Alimentos cocidos a temperaturas superiores a los 40 grados.
Alimentos horneados, asados o preparados con métodos que implican aumentar su temperatura por encima de los 40 grados.
Alimentos procesados o congelados.
Carnes cocidas o procesadas.
Pasta.
Aceites refinados.
Sal de mesa.
Azúcares, cereales y harinas refinadas.
Café.
Alcohol.

¿Qué métodos puedo usar para preparar alimentos crudos?
Esta dieta no permite cocinar los alimentos, pero sí otros métodos de preparación, como el marinado, el escabechado, el licuado, la deshidratación y las cocciones a baja temperatura. También puedes recurrir a la germinación, la fermentación y la maceración con limón. Si buscas endulzar, tienes a tu disposición los dátiles y la fruta deshidratada. Si quieres condimentar tus platos, prueba con el pesto, el tapenade, la mostaza u otras salsas que cumplan los requisitos del crudiveganismo.

 

Fuente: elmundo.es

Te puede interesar
Lo más visto