Últimas publicaciones

Comer chocolate puede agregar años de vida

ALIMENTACIÓN Y SALUD Olivia BIANCHI
YVWEHYP6NNA4ZCYE5DS6IFP2KI

El chocolate no es solo un alimento reconfortante en momentos estresantes o, incluso, tristes. Consumido con moderación, especialmente el negro, puede tener numerosos beneficios para la salud.

Este “gustito” dulce y saludable está repleto de potentes antioxidantes, incluidos polifenoles, flavanoles y catequinas, entre otros, unas sustancias que pueden ayudar a neutralizar los radicales libres dañinos en el cuerpo.

Ahora, una nueva investigación profundiza en su papel potencial en la reducción del riesgo de muerte prematura, cuyos resultados en anteriores estudios fueron mixtos al relacionar el consumo de chocolate con la enfermedad cardiovascular.

El nuevo trabajo, publicado en la revista Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, exploró el impacto del consumo de chocolate en el riesgo de mortalidad por causas específicas, especialmente en las mujeres, concluyendo que ingerir chocolate puede reducir el riesgo de mortalidad hasta en un 10 por ciento.

La investigación se basó en el estudio de registros de salud de 84.709 mujeres posmenopáusicas en Estados Unidos sin enfermedades cardiovasculares durante un periodo de 19 años, siguiendo el camino de estudios anteriores que han propuesto que los antioxidantes que se encuentran en los granos de cacao podrían ayudar a reparar las células dañadas del cuerpo, promoviendo así la salud en general.

El estudio empleó un cuestionario validado de frecuencia de alimentos (FFQ) para evaluar la dieta. Preguntaron a los participantes sobre la frecuencia con la que consumieron determinada cantidad de gramos de chocolate en los últimos tres meses, con categorías que iban desde ninguna ingesta hasta una tableta de chocolate al día.

¿Ayudó comer chocolate?
La conclusión de esta revisión sistemática de casos fue que aquellos pacientes que comían chocolate tenían menos probabilidades de morir de enfermedades cardiacas y algunos tipos de cáncer en comparación con aquellos que nunca ingerían chocolate.

Lo llamativo fue que, a pesar de que algunos participantes que comían chocolate habitualmente mostraban hábitos poco saludables como fumar o beber alcohol, una mayor ingesta de energía o una dieta de menor calidad, los expertos descubrieron una correlación entre una mayor ingesta de chocolate y una menor probabilidad de tener diabetes y colesterol alto en la sangre al comienzo del estudio. Sin embargo, estas mujeres tenían más probabilidades de tener un índice de masa corporal (IMC) más alto.

Aunque aún queda mucho por dilucidar respecto a esta asociación descubierta en el reciente estudio, la correlación entre el consumo de chocolate y un “riesgo de muerte modestamente menor” fue clara, según Yangbo Sun, de la Universidad de Tennessee y autora principal del estudio.

Fuente: TN

Te puede interesar
Lo más visto