Últimas publicaciones

La diabetes avisa: cuáles son los síntomas de un coma diabético y qué hacer en caso de uno

ALIMENTACIÓN Y SALUD Juana BLANCO
7BDK6C7RLREJDPHPZU5T22Z4DU

Un coma diabético es un trastorno mortal que causa la pérdida del conocimiento el cual afecta -como lo dice su nombre- a quien padece diabetes, una de las enfermedades crónico degenerativas más preocupantes de la actualidad.

Si se tiene diabetes, los niveles peligrosamente altos de glucosa en la sangre, también llamada hiperglucemia, o los niveles peligrosamente bajos de glucosa en la sangre, conocida domo hipoglucemia, pueden provocar un coma diabético.

Al entrar en un coma diabético, estás vivo, pero no puedes despertar ni responder intencionalmente a las imágenes, los sonidos u otros tipos de estímulos. Si no se trata, un coma diabético puede provocar la muerte.

La idea de un coma diabético puede ser alarmante, pero se pueden tomar medidas para ayudar a prevenirlo.

Síntomas del coma diabético

Antes de tener un coma diabético, aparecen síntomas de glucosa sanguínea alta o baja y con ellas varios signos de que este trastorno mortal está cerca de aparecer.

Si el nivel de glucosa sanguínea es demasiado alto, es posible que los síntomas sean aumento de la sed, micción frecuente, visión borrosa, cansancio o debilidad, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, falta de aire, dolor estomacal, aliento con olor frutal y boca muy seca.

Mientras que en el caso del nivel de glucosa en la sangre es demasiado bajo, es posible que los síntomas sean temblores, ansiedad, cansancio o somnolencia, debilidad, sudoración, hambre, sensación de hormigueo en la piel, mareos o aturdimiento, dolor de cabeza, dificultad para hablar, visión borrosa, desorientación y pérdida del conocimiento.

Algunas personas, en particular las que han tenido diabetes durante mucho tiempo, padecen una afección conocida como desconocimiento de hipoglucemia. Eso significa que no presentan síntomas de advertencia que indiquen una disminución del nivel de glucosa en la sangre.

Si se tienen síntomas de un nivel alto o bajo de glucosa en la sangre, se tiene que medir de inmediato los niveles de glucosa en la sangre. Según los resultados de la prueba, hay que seguir el tratamiento para la diabetes. Si no se empieza a sentir mejor rápidamente o si se empieza a sentirte peor, hay que buscar de inmediato atención médica.

Causas

Los valores de glucosa en la sangre demasiado altos o demasiado bajos durante mucho tiempo pueden causar los siguientes problemas de salud graves, y todos ellos pueden llevar al coma diabético.

Cetoacidosis diabética: si las células musculares necesitan energía, el cuerpo puede comenzar a degradar la grasa para convertirla en energía. Este proceso genera ácidos tóxicos conocidos como “cetonas”. Si se tienen cetonas (detectadas en la sangre o la orina) y un nivel alto de glucosa en la sangre, la afección se denomina “cetoacidosis diabética”. Si no se trata, puede derivar en un coma diabético.

Síndrome diabético hiperosmolar: si el nivel de glucosa en la sangre supera los 600 miligramos por decilitro (mg/dl), o 33,3 milimoles por litro (mmol/l), la afección se conoce como “síndrome diabético hiperosmolar”. Cuando la glucosa en la sangre es extremadamente alta, el excedente de azúcar pasa de la sangre a la orina. Esto desencadena un proceso que elimina una gran cantidad de líquido del cuerpo. Si no se trata, puede ocasionar una deshidratación que pone en riesgo la vida y llevar a un coma diabético.

Hipoglucemia: el cerebro necesita azúcar (glucosa) para funcionar. En casos graves, los niveles bajos de glucosa en la sangre (hipoglucemia) pueden provocar desmayos. El nivel bajo de glucosa en la sangre puede ser provocado por un exceso de insulina o la falta de alimento. Hacer ejercicios muy enérgicos o beber demasiado alcohol puede ocasionar el mismo efecto.

Factores de riesgo

Todas las personas que tienen diabetes corren el riesgo de tener un coma diabético, pero los siguientes factores pueden aumentarlo:

Problemas con la administración de la insulina: si se usa una bomba de insulina, debes controlar el nivel de glucosa sanguínea frecuentemente. La provisión de insulina puede detenerse si la bomba falla o el tubo (catéter) se dobla o se sale de su lugar. La falta de insulina puede generar cetoacidosis diabética.

Una enfermedad, un traumatismo o una cirugía: cuando se estáa enfermo o lesionado, los niveles de glucosa sanguínea pueden cambiar, a veces de forma significativa, lo que aumenta el riesgo de cetoacidosis diabética y síndrome diabético hiperosmolar.

Diabetes mal controlada: si no se controla el nivel de glucosa sanguínea correctamente o si no se toman los medicamentos, según las indicaciones del médico, se corre un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud a largo plazo y tener un coma diabético.

Fuente: Infobae 

Te puede interesar
Lo más visto