Estaba de vacaciones en Tokio, tomó un café y la reacción alérgica la mató

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Gina NAVARRO
SCQ2X2AQDREM7GF3VZNPJJ7HRA

Aika Doheny tenía 20 años, había viajado a Japón de vacaciones para visitar a su familia a principios de este mes. Se enfermó gravemente después de beber lo que se cree que fue un café a base de soja, en Tokio. Se entiende que se usó un EpiPen (epinefrina autoinyectable) para tratar su reacción alérgica a la bebida, pero el alivio proporcionado fue limitado y fue llevada a un hospital cercano.

 Doheny permaneció en una unidad de cuidados intensivos en el hospital japonés hasta que fue trasladada a Irlanda en ambulancia aérea a principios de esta semana. Posteriormente, murió en el Hospital St James en Dublín.

Doheny, una exestudiante de la Escuela Secundaria Presentation en Kilkenny, asistía a la Universidad Nacional de Irlanda, Galway, para convertirse en asistente de investigación.

¿Todos los alimentos pueden provocar alergia?
En principio, cualquier alimento puede provocar alergia. Aunque lo cierto es que son solo ocho los que más habitualmente la causan:

los huevos
la soja
la leche
los maníes
los frutos secos
el pescado
los crustáceos
el gluten.

Pero hay que tener claro que, si bien son esos ocho los que producen la mayoría de las alergias, cualquiera alimento que contenga proteína, es decir, prácticamente todos los que consumimos, son susceptibles de provocarlas.

El desarrollo de alergia depende de la predisposición, que es hereditaria, de tipo genético, y ambiental. Por ejemplo, de padres alérgicos es más probable que los hijos también lo sean. En zonas más rurales, parece que hay más inmunización y se dan menos que en zonas urbanas. Pero no hay características comunes entre las personas que padecen alergia alimentaria.

Quiénes tienen alergia alimentaria
Las alergias alimentarias se duplicaron en el mundo en los últimos 20 años, elevando la cifra a 250 millones de casos. Se calcula que uno de cada veinte niños padece alergia alimentaria, y en la Argentina casi un millón de adultos mayores de dieciocho años ha sido diagnosticado por un médico, mientras que otro millón cree que es alérgico a algún alimento.

El aumento de casos de alergia alimentaria podría deberse a diferentes factores tales como cambios en las rutinas alimentarias y manufactura de alimentos, incorporación a la dieta local de productos de otras culturas, incremento del número de cesáreas y cambios en la flora bacteriana (microbioma) de las personas.

Síntomas de la alergia alimentaria
Los síntomas pueden ser gastrointestinales, cutáneos o respiratorias, o una combinación de todos. Por ejemplo:

Cólicos.
Deposiciones con sangre.
Vómitos.
Deshidratación: los casos más severos están dados por la presencia de vómitos imparables que pueden llevar a la deshidratación.
Ronchas en la piel.
Broncoespasmo o fatiga.
Anafilaxia: cerrazón de garganta con dificultad para respirar. Debe ser tratada de manera inmediata.

La única forma de tratar las alergias alimentarias es evitando consumir el alimento que ocasiona el problema, ya que la reacción alérgica depende de la calidad de lo que se ingiere y no de la cantidad. Si se produce urticaria o un shock anafiláctico se debe realizar el tratamiento de rescate acorde.

Fuente: TN

    

Te puede interesar