Señales para reconocer que al cuerpo le falta vitamina C

Q2CYCFM5WJBCHAY6P2HL5HHR4E

La falta de vitamina C en el organismo suele asociarse a una mayor prevalencia de gripes o resfríos. Sin embargo, la importancia de este nutriente en el organismo va mucho más allá de la prevención de cuadros respiratorios. Según halló la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, realizada en los Estados Unidos, casi el 7% de las mujeres y el 10% de los hombres tienen deficiencia de vitamina C.

Así las cosas, hay una serie de signos y síntomas que pueden presentarse en el organismo como señal de que los valores de este nutriente no son los suficientes.

1- Enfermedades a repetición

La vitamina C es un antioxidante que protege a las células del estrés oxidativo y ayuda al cuerpo a combatir las infecciones. Si una persona contrae muchas infecciones respiratorias y virus con circulación dominante, es posible que necesite más de este compuesto en su dieta.

Además, si no está comiendo frutas y verduras, una de las mejores fuentes de vitamina C, su cuerpo puede necesitar suplementar ese nutriente. Y dado que se trata de una vitamina hidrosoluble, lo cual implica que el cuerpo guarda una pequeña reserva, esto significa que se tienen que tomar regularmente para evitar la escasez.

Si bien la vitamina C puede ayudar a evitar los virus más comunes, también se deben descartar otras causas de mayor susceptibilidad a este tipo de infecciones.

2- Cansancio extremo

Una posible señal de que el cuerpo necesita más vitamina C es la fatiga. Si nada se modificó en la rutina, dieta o actividades diarias de una persona y así y todo se siente cansada todo el tiempo, los bajos niveles de vitamina C pueden ser la causa.

El agotamiento es uno de los primeros síntomas del escorbuto, una enfermedad por deficiencia de vitamina C.

Sin embargo, hay muchas otras causas de fatiga, y los especialistas recomiendan consultar al médico para un examen y análisis de sangre para determinar la causa de su cansancio.

3- Encías sangrantes

La vitamina C es un poderoso antioxidante que puede ayudar a prevenir la enfermedad de las encías. Un estudio encontró que las personas con bajo contenido de vitamina C tenían 1,16 veces más probabilidades de experimentar sangrado de las encías. El sangrado de las encías también puede ser un signo de escorbuto.

Si alguien tiene encías sangrantes, además de aumentar la ingesta de vitamina C, es recomendable consultar al dentista para descartar periodontitis, también llamada enfermedad de las encías.

4- Moretones que aparecen sin causa aparente

Si la presencia de moretones no se debe a un golpe o traumatismo, la deficiencia de vitamina C podría ser la culpable.

Es que el nutriente ayuda también con la coagulación de la sangre y mantiene fuertes los tejidos del cuerpo. Por lo que si una persona no tiene suficiente de este nutriente en su sistema, puede que le aparezcan moretones con facilidad.

El cuerpo puede tardar algunas semanas en absorber suficiente vitamina C de los alimentos o suplementos, y dado que un recuento bajo de plaquetas es otra causa de hematomas, los especialistas recomiendan hacerse un chequeo completo y un hemograma antes de asumir que el motivo es la deficiencia de vitamina C.

5- Heridas de cicatrización lenta

Si tiene dificultades para recuperarse de una cirugía, cortes u otras heridas cotidianas, agregar más vitamina C a su dieta puede ser de gran ayuda. De hecho, estudios dan cuenta de que más de la mitad de los pacientes que recibieron altas dosis de vitamina C después de una intervención quirúrgica se recuperaron más rápido que aquellos que no tomaron el suplemento.

La vitamina C ayuda a mantener el colágeno saludable, una proteína que mantiene la piel suave y elástica. Sin suficiente vitamina C, no se produce suficiente colágeno nuevo. Es por eso que las personas mayores a menudo tienen arrugas en la cara y las manos, ya que la producción natural de colágeno disminuye con la edad.

Fuente: Infobae 

Te puede interesar