Un hombre terminó internado por sobredosis de vitamina D en Gran Bretaña

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Camila MARTINEZ
FDNDD2L6M5BKNE2MLVHBWOP6OI

Un extraño caso ocurrió en Inglaterra. Un hombre debió ser hospitalizado de urgencia por sobredosis de vitamina D, un fármaco de venta libre. El paciente, según trascendió en medios extranjeros, consumía 20 suplementos vitamínicos por día, lo que en un mes le provocó náuseas, dolor abdominal, diarrea y episodios repetidos de vómitos, además de calambres en las piernas y zumbidos en los oídos.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista BMJ Case Reports, el hombre comenzó a automedicarse con los suplementos vitamínicos luego de escuchar a un nutricionista en un programa de radio.

Alamin Alkundi, el endocrinólogo del hospital William Harvey en East Kent en el Reino Unido que atendió al paciente, dijo: “El registro por parte del regulador no es obligatorio para los nutricionistas en el Reino Unido y su título no está protegido, por lo que cualquiera puede ejercer como nutricionista”.

Y reveló que el afectado estaba tomando una dosis diaria de 150.000 UI de vitamina D, que era “375 veces más que la cantidad recomendada”. El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido recomienda 400 UI de vitamina D al día para niños mayores de 1 año y adultos.

En ese sentido, el especialista advirtió que, a diferencia de las vitaminas solubles en agua (que el cuerpo puede eliminar fácilmente), la vitamina D se almacena en el hígado y las células grasas del cuerpo hasta que se necesitan. El consumo excesivo puede generar intoxicación, como sucedió en este caso.

A pesar de que el hombre dejó de tomar los suplementos de vitamina D ante la aparición de los síntomas, su estado de salud no mejoró hasta la octava semana de internación. De hecho, perdió 13 kilos y sus riñones quedaron comprometidos.

Vitamina D: dosis recomendada
La vitamina D es clave para el buen funcionamiento del organismo y además, ayuda a mejorar el sistema inmunológico, la actividad de las células cerebrales y el funcionamiento de los músculos. La principal fuente de vitamina D es el sol.

En Estados Unidos, se recomiendan 15 microgramos o 600 UI de vitamina D al día para adultos de hasta 69 años, según los Institutos Nacionales de Salud. Para mayores de 70 años, la dosis aumenta a 20 microgramos u 800 UI por día. En tanto, la cantidad sugerida para bebés, niños y adolescentes fue duplicada recientemente por la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) de 10 microgramos o 400 UI por día.

¿Qué pasa cuando se toma más cantidad de la recomendada? Un exceso de vitamina D en la sangre provoca hipercalcemia, que es cuando el nivel de calcio en la sangre está por encima de lo normal. Eso puede debilitar los huesos, generar cálculos renales e interferir con el funcionamiento del corazón y el cerebro.

Alkundi advirtió que los síntomas de un exceso de vitamina D incluyen somnolencia, confusión, letargo y depresión y, en casos más graves, puede provocar estupor y coma. “El corazón puede verse afectado: la presión arterial puede aumentar y el corazón puede comenzar a latir de forma irregular. En casos severos, los riñones pueden entrar en insuficiencia renal. La audición y la visión también pueden verse afectadas”, alertó el experto.

Fuente: TN

Te puede interesar