Formas para combatir la ansiedad por comer

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Camila Martinez
Persona-comiendo-ansiedad

Ansiedad por comer
La ansiedad por comer es una tendencia de ingerir alimentos de forma obsesiva en respuesta a emociones negativas. Por lo regular, va de la mano con la preocupación por el peso corporal. A su vez, el hecho de tener un peso por encima de lo correcto influye en las dificultades para controlar dicho comportamiento.

Los principales síntomas son necesidad de recurrir a la comida cada vez que existe un episodio de tristeza, tener atracones de comida de manera compulsiva hasta el punto de atragantarse, comer hasta quedar excesivamente lleno, sentir culpa después de comer, picar entre horas de manera descontrolada y hacer visitas nocturnas al refrigerador.

Formas para combatir la ansiedad
Aprender a reconocer los detonantes de ansiedad por la comida es el primer paso para combatirlo. En este sentido, habría que identificar esas situaciones en las que aparece el deseo incontrolable por comer, ya que permite reconocer el problema y abordarlo de manera correcta.

Llevar un diario de alimentos. Una de las estrategias que ayudan a combatir la ansiedad por comer, es mantener un registro diario de los alimentos que se ingieren. Apuntar lo qué comes, cuánto comes y en qué momento lo haces. El objetivo es identificar los detonantes de la alimentación emocional.
Meditar. Aprender a meditar será bastante útil para combatir la ansiedad por comer. Esta práctica no solo reconoce las emociones, sino que induce a un estado de relajación que ayuda a controlarlos.
Seguir una alimentación saludable. Una dieta saludable es aquella que proporciona nutrientes esenciales en las cantidades correctas. Así que habrá que incluir de todo un poco, pero siendo conscientes de la importancia de seleccionar alimentos de calidad. Por otro lado, habría que limitar la ingesta de frituras, gaseosas, helados, dulces, ultraprocesados o productos de baja calidad nutricional.
Realizar ejercicio. La práctica habitual de una actividad física trae consigo muchos beneficios para la salud. Así que el caminar, ir al gimnasio, trotar o practicar algún deporte trae efectos positivos a corto y largo plazo. El ejercicio ayuda a detener la segregación de cortisol y norepinefrina, hormonas que se vinculan con la ansiedad.
 

 

 

No necesario ser un experto para poder obtener los beneficios. Y aunque al principio puede parecer algo tedioso, con el tiempo se convierte en un hábito fácil de seguir. Ahora que para ir a la segura, no dudes en buscar ayuda profesional para poder identificar los detonantes de la ansiedad por comer.

Te puede interesar