La cantidad de cafeína que puedo tomar al día sin asumir riesgos

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
cafe-1

Suena el despertador y tu cuerpo te pide cinco minutos más en la cama, solo de pensar en el día que te espera, te dices que vas a necesitar una buena taza de café para poder aguantar el ritmo. Y es que, ¿qué tendrá el café?

Bueno, eso ya lo sabes; la cafeína, además claro está, de un aroma y sabor inconfundible. Esta sustancia estimulante, dependiendo de la dosis (claro está) nos puede dar ese punto de concentración tan deseado o más bien el efecto contrario, en el que pueden aparecer efectos adversos para nuestro organismo.

La cafeína es un alcaloide presente no solo en el café, sino que podemos encontrarla en alimentos como el cacao, la nuez de cola, las bayas de guaraná, el mate y en las hojas de té. Porque cuando se habla de la molécula de teína no es otra cosa que la propia molécula de cafeína. Vamos, que es lo mismo pero con distintos nombres.

Además, de manera artificial, también podemos encontrarlas en medicamentos, suplementos alimenticios, helados, dulces y bebidas energéticas.

El principal efecto de la cafeína es la acción estimulante del sistema nervioso, además de aumentar el estado de alerta y reducir la somnolencia. 

Alcanza su nivel máximo en sangre una hora después de haberla consumido y los efectos pueden durar hasta 6 horas y su consumo moderado no tiene porque tener efectos adversos sobre nuestro organismo, aunque un consumo muy elevado de cafeína puede hacernos sufrir diversos efectos adversos como inquietud, temblores, insomnio, migrañas, mareos, aceleración del ritmo cardíaco, deshidratación, ansiedad o dependencia. 

Se ha establecido que la mayoría de personas pueden consumir hasta 400 mg de cafeína al día sin sufrir problemas, aunque esto depende también de la tolerancia de cada persona, ya sabes que siempre se ha de matizar.

La mayoría de cafeína que consumimos proviene de las bebidas pero la cantidad varía. Una taza de café filtrado contiene aproximadamente unos 90 mg de cafeína; una taza de té negro,  50 mg; y una bebida energética, 80 mg. 

 
Según la Comisión Técnica de Productos Dietéticos, Nutrición y Alergias (NDA) de la EFSA las cantidades que podemos consumir con seguridad serían:

Dosis únicas de cafeína de hasta los 200 mg, es decir, en torno a 3 mg por kilo de peso corporal. 
La misma cantidad (200 mg) se considera también segura cuando se consume menos de dos horas antes de la práctica de ejercicio intenso (en condiciones ambientales normales).
Dosis únicas de 100 mg (1,4 mg por kilo de peso corporal) pueden afectar a los patrones de sueño cuando se consumen cerca de la hora de acostarse.
El consumo de 400 mg de cafeína al día (alrededor de 5,7 mg/kg pc al día) no tienen efectos perjudiciales para la salud de los adultos en la población general, excepto en el caso de las embarazadas*.
*En el caso de mujeres embarazadas y lactantes, dosis de hasta 200 mg al día no tienen efectos perjudiciales.

Así que, tomar tu café es un sí, pero ya sabes, en el equilibrio está la virtud. Además, esta maravillosa bebida nos aporta sustancias antioxidantes y nos acerca socialmente, que me dices; ¿tomamos un café?

Fuente: ABC

Te puede interesar