Magnesio: las razones por las que este mineral es imprescindible en la dieta

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ana COHEN
Estos son los alimentos que te aportan este nutriente
1366_2000

Sabes de la importancia del calcio o del hierro en la dieta, pero tal vez nunca te has parado a pensar en el papel que juega un nutriente como el magnesio en la misma. "Es un mineral imprescindible y esencial en nuestra dieta, ya que es de los minerales más abundantes presentes en el cuerpo humano. La dosis diaria recomendada varía en función de edad y sexo pero podemos decir que está alrededor de los 400 mg a diario", nos anticipa María Real Capell (@mariarealcapell), farmacéutica, nutricionista y psiconeuroinmunoendocrina, quien añade que es muchas veces deficitario en nuestra dieta, ya que cada vez consumimos los alimentos más procesados y refinados y estos procesos eliminan gran parte de los minerales de un alimento.

Partimos, por tanto, de una situación deficitaria de este mineral, al igual que sucede con otros nutrientes. "Según el estudio ANIBES existen deficiencias de calcio, magnesio, vitamina D y fósforo en gran parte de la población española. En concreto, el 76% de la población estudiada reportó ingestas de calcio y magnesio menores al 80% de las recomendaciones de ingesta diaria nacionales", nos cuenta la experta.

Razones por las que es fundamental
Tal y como nos explica la experta, el magnesio participa en más de 300 reacciones metabólicas y en muchas funciones vitales, algunas de las cuales son:

-Contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso.
-Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
-Facilita un sueño reparador.
-Contribuye a la función psicológica normal.
-Reduce el estrés y la ansiedad de forma natural.
-Contribuye a mantener el equilibrio electrolítico.
-Ayuda al mantenimiento de músculos y huesos sanos.
-Contribuye en las funciones del metabolismo energético correcto.
-Incrementa los niveles de un neurotransmisor encargado de disminuir la actividad nerviosa, el GABA.
En situaciones de estrés, el GABA está muy bajo y consumir magnesio ayuda a mantener estos niveles más estables.

"Es importante consumir el magnesio en la cena, ya que ayudará a conciliar mejor el sueño. Y hay que recordar también que el estrés actúa de 'secuestrador' del magnesio", nos cuenta la experta. 

Semillas de sésamo y lino
Por este motivo, es importante vigilar la alimentación, sin duda una de nuestras mejores aliadas a la hora de conseguir unos niveles de magnesio adecuados. Entre las fuentes de magnesio más importantes encontramos las semillas de semillas de sésamo. "Es importante consumir el sésamo en forma de gomasio o en forma de tahín. El gomasio es sésamo molido y el tahín es crema de gomasio. En ambas versiones se ha roto la cáscara y por lo tanto absorbiremos todos sus nutrientes. Si no se tritura el magnesio antes de incorporarlo en nuestros platos habría que masticarlo muy bien", nos cuenta.

También son buena alternativa las semillas de lino. Es mejor, eso sí, consumirlas también molidas para que se absorba bien el magnesio y todos sus demás componentes.

Te puede interesar