Últimas publicaciones

Cuatro alimentos antiinflamatorios que ayudan a prevenir el deterioro cognitivo

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Camila MARTINEZ
4ERQ5QS6F5BZDAADRDVVKTNYAE

En la actualidad 55 millones de personas sufren demencia en todo el mundo y cada año hay alrededor de 10 millones de casos nuevos de este tipo de enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los factores asociados con el riesgo de sufrir demencia se encuentran el envejecimiento y la genética, pero también la nutrición diaria juega un papel clave como hábito saludable para prevenir el deterioro cognitivo.

Consumir ciertos alimentos antiinflamatorios podría contribuir a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas, de acuerdo a los hallazgos de un estudio llevado a cabo por expertos en neurología.

¿Qué es la demencia?

La demencia incluye distintos trastornos neurodegenerativos e impacta progresivamente la memoria, el pensamiento y la habilidad para llevar a cabo tareas diarias en individuos, primordialmente de la tercera edad. Aunque su prevalencia aumenta con el envejecimiento, no todas las personas mayores desarrollarán esta condición.

El síndrome de demencia resulta de diversas enfermedades que degeneran las neuronas y provocan daños cerebrales, llevando a un deterioro cognitivo que supera las expectativas normales del envejecimiento biológico. A pesar de que la conciencia no se compromete, es común observar alteraciones en el estado de ánimo, control emocional y comportamiento como parte de los síntomas asociados.

Las enfermedades neurodegenerativas comprendidas dentro de la demencia como la enfermedad de Alzheimer y los distintos tipos de demencia (vascular, con cuerpos de Lewy y frontotemporal) implican un proceso degenerativo y crónico, que no solo afecta la calidad de vida del paciente, sino también la de sus familiares y cuidadores.

Factores de riesgo de la demencia

Además de la edad avanzada, la genética y la nutrición, otros factores que aumentan las probabilidades de padecer demencia son las siguientes, según la OMS:

- la hipertensión arterial

- la diabetes

- el sobrepeso y la obesidad

- el tabaquismo

- el consumo excesivo de alcohol

- la inactividad física

- la depresión

¿Cuál es la relación entre alimentación y demencia?
El exceso de harinas refinadas, azúcar, alimentos ultraprocesados y carnes procesadas desarrollan un patrón que promueve la inflamación del cuerpo. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos señalan que un cerebro inflamado es más proclive a desarrollar dificultades cognitivas, que pueden incluir la pérdida progresiva de la conciencia.

Por lo tanto, la inflamación impacta negativamente en la salud del cerebro ya que está implicada en el deterioro cognitivo que, a su vez, origina los diversos tipos de demencia. Al respecto, en Harvard Medicine, la revista de la Escuela de Medicina de Harvard, se destaca que la neuroinflamación cerebral es característica de personas con la enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia.

Entonces, para disminuir el riesgo de desarrollar este tipo de enfermedades neurodegenerativas, la nutrición es una aliada si se incluye alimentos antiinflamatorios. Entre ellos, los que son ricos en flavonoides son los más recomendados para proteger al cerebro de la inflamación.

4 alimentos antiinflamatorios para prevenir la demencia
Los flavonoides son compuestos químicos, pertenecientes a los polifenoles, que se encuentran en diversos alimentos y que poseen propiedades biológicas como efectos antioxidantes, anticancerígenos y, por supuesto, antiinflamatorios. Aquí los cuatro grupos de alimentos más destacados:

- Frutas


- Verduras

- Legumbres

- Té

En un artículo científico de Plants, una revista sobre biología vegetal, se señala que los principales alimentos ricos en flavonoides son las frutas y las verduras, pero también se encuentran en altos niveles en los frijoles o porotos y la infusión más popular del mundo, el té.

Estos cuatro alimentos antiinflamatorios para prevenir la demencia son los que se destacan en un estudio publicado en Neurology, la revista de la Academia Americana de Neurología (AAN).

En un grupo de 1.059 adultos mayores con una edad promedio de 73 años se observó que al mantener una dieta con alimentos que provocan inflamación el riesgo de demencia era mayor. Mientras que, por el contrario, una nutrición baja en frutas, verduras, frijoles y té ocasiona un riesgo tres veces mayor de demencia.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto