La dieta saludable que te ayudará a desinflamar los intestinos y lucir un vientre plano

DIETAS Gina NAVARRO
840_560

El Síndrome del Intestino Irritable (SII), también conocido como colitis mucosa, colon espástico y colon irritable, es un trastorno funcional digestivo que provoca hinchazón, dolor abdominal y estreñimiento, diarrea o ambos, según la Fundación Española del Aparato Digestivo.

Colon irritable: ¿qué alimentos no se pueden comer?
La alimentación de aquellos que padecen de colon irritable debe ser variada, equilibrada y poco restrictiva. 

Sin embargo, se deben evitar ciertos alimentos asociados a la producción de gases y distensión abdominal, así como a molestias en el área abdominal. 

Entre los principales elementos que deben evitar quienes padecen colon irritable se encuentran  alcohol, café, refrescos, chocolate, verduras crudas, vegetales flatulentos como la col, coliflor, brócoli, cebolla, legumbres, lácteos, germen de trigo y alimentos grasos, especiados y picantes. 

Es crucial recibir asesoramiento individualizado mediante una entrevista dietética, ya que las intolerancias personales son comunes en personas con intestino irritable.

Al igual que para cualquier otra persona, se recomienda evitar alimentos ultraprocesados, ricos en azúcar, grasas trans y aditivos que pueden dificultar el tránsito intestinal y afectar la salud de la microbiota.

Limitar la ingesta de fibra insoluble y optar por la fibra soluble presente en ciertas verduras, hortalizas y frutas es aconsejable.

Además, se debe evitar el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono que fermentan en el intestino, como lactosa, fructosa, fructanos, galactanos y polioles.

Dieta para colon irritable: ¿que alimentos puedo comer?

La dieta para el SII puede incluir cereales como arroz, maíz, trigo sarraceno, mijo y quínoa blanca, así como alimentos como huevos, carne no procesada y pescado. 

Se recomiendan lácteos sin lactosa, quesos curados y bebidas vegetales enriquecidas en calcio. 

Las pequeñas guarniciones de hortalizas como endivias, acelgas, chauchas verdes, zanahoria, tomate, pimiento, y bananas, melón cantaloupe, arándanos o mandarina también son permitidas. 

Los médicos sostienen que las intolerancias individuales guiarán la dieta, ya que no todas las personas toleran los mismos alimentos de la misma manera.

¿Qué evitar en la dieta?
Al igual que para cualquier otra persona, se recomienda evitar alimentos ultraprocesados, ricos en azúcar, grasas trans y aditivos que pueden dificultar el tránsito intestinal y afectar la salud de la microbiota. 

Limitar la ingesta de fibra insoluble y optar por la fibra soluble presente en ciertas verduras, hortalizas y frutas es aconsejable. 

Además, se debe evitar el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono que fermentan en el intestino, como lactosa, fructosa, fructanos, galactanos y polioles.

Colon irritable: la importancia de la hidratación:Mantener una buena hidratación con una ingesta de aproximadamente 2 litros de agua al día es esencial. 

La hidratación adecuada facilita el tránsito intestinal, evitando que las heces se endurezcan en casos de estreñimiento.

Fuente: El Cronista

 

Te puede interesar
Lo más visto