Cuáles son los riesgos para la salud de dormir con la boca abierta

SALUD Ivana ALFARO
CXJIFHBVFJAFPGR2ZX7FDVGCOE

Cuando dormimos, es común que nuestra boca se abra de forma natural. Esto se debe a la relajación gradual de los músculos faciales.

Según la Dra. Christine DeMason, profesora asistente de otorrinolaringología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, la respiración bucal ocurre más fácilmente durante las etapas de sueño profundo, cuando hay menos control de los músculos de las vías respiratorias superiores.

Las diferentes causas de la respiración bucal
La respiración bucal puede tener varias causas, como alergias, resfríos, ciertos medicamentos, un tabique nasal desviado, pólipos nasales, amígdalas agrandadas, ronquidos, apnea del sueño, posición para dormir boca arriba o fumar. Estos factores generan obstrucción de las fosas nasales y conducen a la respiración bucal durante el sueño.

Consecuencias para la salud
Respirar por la boca durante el sueño puede tener consecuencias negativas para la salud. Uno de los problemas más comunes es la sequedad bucal que se produce cuando respiramos por la boca durante mucho tiempo.

La sequedad bucal promueve el crecimiento de bacterias, lo que puede provocar un mal aliento persistente. Además, esta afección también puede aumentar el riesgo de desarrollar caries y enfermedad de las encías, así como inflamación e infecciones orales. Esto se debe a que la saliva juega un papel crucial en la protección de nuestros dientes y encías. Cuando respiramos por la boca, la producción de saliva disminuye, lo que debilita nuestras defensas naturales.

La respiración bucal también puede afectar al sistema cardiovascular (enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, accidente cerebrovascular). Además, a menudo se relaciona con trastornos respiratorios como ronquidos o apnea del sueño, lo que interrumpe el sueño y afecta la calidad de vida.

Métodos para evitar la respiración bucal durante el sueño
Existen diferentes métodos para evitar la respiración bucal durante el sueño y así reducir las posibles complicaciones.

El primer paso es identificar las causas subyacentes de este hábito para proponer soluciones, como la limpieza nasal o la terapia miofuncional para fortalecer los músculos faciales y restaurar la respiración nasal óptima.
Además, algunos ajustes en la posición para dormir, como dormir de lado, también pueden ayudar a mantener la boca cerrada durante la noche.
En algunos casos, es posible que se requieran aparatos bucales especialmente diseñados o máquinas CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias) para facilitar la respiración durante el sueño.
Por último, en situaciones más graves y resistentes al tratamiento conservador, se puede considerar la cirugía para corregir problemas anatómicos.
En caso de dificultades respiratorias durante el sueño, se recomienda consultar a un especialista para obtener un diagnóstico y considerar un tratamiento adecuado.

Fuente: TN

Te puede interesar
Lo más visto