Últimas publicaciones

Programar el sexo tiene inmensos beneficios para la pareja

SEXUALIDAD Juana BLANCO
XRL6L5NRTJAD5MMBOKQSP3FR3E

El sexo es una experiencia universal y, en la actualidad, puede suceder que dos personas que no pueden despegarse al principio de su relación, empiezan a ver cómo se resiente su vida sexual con una disminución de la libido, así como del tiempo y la energía disponibles para iniciar las relaciones sexuales.

Ante esta situación, las doctoras Rena Malik, médica y educadora sexual, y Kelly Casperson, uróloga diplomada y autora de “educación sexual para adultos”, ofrecen una solución muy sencilla: reservar un tiempo específico en el calendario para hacer el amor.

Casperson señaló que, aunque pueda parecer lo menos sexy y espontáneo, lo hacen personas de todas las edades y contó: “Cuando éramos más jóvenes, programábamos tiempo para el sexo, ¿verdad? A lo mejor, esa pareja no estaba disponible en nuestra casa, nos decíamos ‘el viernes va a haber una cita, a lo mejor va a haber sexo’. Y así teníamos esa anticipación y no teníamos ninguna presión hasta entonces. Así que tenías ese momento que esperabas con ilusión, sabías que ibas a dedicarte a ello, y era excitante programar el sexo de esa manera”.

La médica añadió que la misma excitación puede aplicarse ahora a las parejas que mantienen relaciones monógamas y viven juntas, especialmente si también tienen dificultades para dedicarse tiempo el uno al otro debido a otras exigencias como el trabajo y el cuidado de los hijos. Además dijo que tenemos el mito de que deberíamos tener sexo todo el tiempo, pero no es así porque muchas veces estamos demasiado ocupados haciendo otras cosas. Entonces recomendó que si programamos la actividad, puede haber mucho beneficios para la pareja.

Una rutina estructurada, pero con beneficios
Las especialistas señalaron que se puede construir una rutina estructurada, pero que tiene todo tipo de beneficios cuando se trata de alcanzar metas de trabajo, cuidar de tu salud y el estado físico y Casperson cree que lo mismo puede ser cierto para satisfacer nuestras necesidades sexuales y las de la pareja.

“Es como hacer ejercicio, podríamos hacerlo siempre que quisiéramos, pero no lo hacemos, así que si lo programamos y decidimos que va a ser a una hora específica, es mucho más probable que realmente lo hagamos y nos concentremos en la tarea que tenemos entre manos”, explicó.

Por su parte, Malik expresó que esta táctica de crear expectación y ánimo podría ser especialmente atractiva para la pareja al considerar que la gente espera que todos tengamos este deseo espontáneo que, tal vez, cuando somos más jóvenes, tenemos porque las hormonas están alborotadas, pero ahora como adulto ese deseo no está necesariamente ahí todo el tiempo y requiere de cierto esfuerzo, por lo cual programar tener relaciones puede ser muy beneficioso.

Fuente: TN

Te puede interesar
Lo más visto