¿Se pueden hacer bien dos o más cosas a la vez?

NOTICIAS DE INTERÉS Por Melissa Gonzalez
multitareas-koU--620x349@abc

Puedo atender una llamada telefónica mientras tomo notas o salir a correr mientras escucho música, y como estos ejemplos se me ocurren unos cuantos más... Y es que la multitarea parece una excelente manera de hacer varias cosas a la vez, pero hay que tener en cuenta qué cosas son esas porque estaríamos fácilmente perdiendo atención en una de ellas. Es decir, los ejemplos que he mencionado son básicos, pero otras veces tratamos de comer mientras estamos atentos a la pantalla del ordenador o hacemos deporte mirando el teléfono móvil y en estos casos no estaría bien porque las investigaciones han demostrado que nuestro cerebro no es tan bueno para manejar múltiples tareas como nos gusta pensar que es. De hecho, algunos estudios sugieren que la multitarea obstaculiza la productividad al reducir la comprensión, atención y rendimiento general.

Si es bueno o no hacer dos cosas a la vez no se conoce con total exactitud pero Patricia Fernández, psicóloga general sanitaria, afirma que lo mejor para poder tener los resultados más óptimos en la realización de una tarea sería cuando solamente realizamos una y no tenemos que economizar: «Nuestro cerebro está programado para hacer secuencialmente las tareas y cada hemisferio de este se encargaría de una actividad, siendo imposible realizar una tercera sin perder el hilo de la misma».

¿Qué es lo que hace que hacer varias actividades a la vez sea malo en nuestra productividad? Puede parecer que se están logrando varias cuestiones al mismo tiempo pero lo que realmente está ocurriendo es que nuestra atención pasa rápidamente de una cosa a otra. Al final, si nuestro objetivo es economizar en tiempo puede que logremos lo contrario: ralentizarlo porque no estamos con plena atención puesta.

¿Sí o no?
Definitivamente, sí que se puede porque, como verás, poniéndote tú mismo de ejemplo, seguramente que puedas ir andando al trabajo mientras hablas por teléfono o mandas mensajes y a la vez puedes estar escuchando el ruido de la carretera e incluso, realizar una tarea más, como comerte un chicle…. ¿ves? Diariamente hacemos muchas tareas al mismo tiempo como si estuviesen programadas en automático y lo cierto es que lo están generalmente y se ejecutan sin prestar casi atención. Pero la cosa cambia cuando tenemos que concentrarnos.

«En un experimento expusieron a un gran número de participantes realizar dos actividades y los resultados demostraron que la actividad en el lóbulo derecho estaba relacionada con la tarea principal y la actividad en el izquierdo con la tarea secundaria, concluyendo que el cerebro era capaz de controlar las acciones simultáneas y cambiar entre una y otra entre los dos hemisferios al realizar dos tareas, pero se bloqueaba cuando una tercera acción entraba en juego», cuenta la psicóloga Patricia Fernández.

Puedo atender una llamada telefónica mientras tomo notas o salir a correr mientras escucho música, y como estos ejemplos se me ocurren unos cuantos más... Y es que la multitarea parece una excelente manera de hacer varias cosas a la vez, pero hay que tener en cuenta qué cosas son esas porque estaríamos fácilmente perdiendo atención en una de ellas. Es decir, los ejemplos que he mencionado son básicos, pero otras veces tratamos de comer mientras estamos atentos a la pantalla del ordenador o hacemos deporte mirando el teléfono móvil y en estos casos no estaría bien porque las investigaciones han demostrado que nuestro cerebro no es tan bueno para manejar múltiples tareas como nos gusta pensar que es. De hecho, algunos estudios sugieren que la multitarea obstaculiza la productividad al reducir la comprensión, atención y rendimiento general.

 

Si es bueno o no hacer dos cosas a la vez no se conoce con total exactitud pero Patricia Fernández, psicóloga general sanitaria, afirma que lo mejor para poder tener los resultados más óptimos en la realización de una tarea sería cuando solamente realizamos una y no tenemos que economizar: «Nuestro cerebro está programado para hacer secuencialmente las tareas y cada hemisferio de este se encargaría de una actividad, siendo imposible realizar una tercera sin perder el hilo de la misma».

¿Qué es lo que hace que hacer varias actividades a la vez sea malo en nuestra productividad? Puede parecer que se están logrando varias cuestiones al mismo tiempo pero lo que realmente está ocurriendo es que nuestra atención pasa rápidamente de una cosa a otra. Al final, si nuestro objetivo es economizar en tiempo puede que logremos lo contrario: ralentizarlo porque no estamos con plena atención puesta.

¿Sí o no?
Definitivamente, sí que se puede porque, como verás, poniéndote tú mismo de ejemplo, seguramente que puedas ir andando al trabajo mientras hablas por teléfono o mandas mensajes y a la vez puedes estar escuchando el ruido de la carretera e incluso, realizar una tarea más, como comerte un chicle…. ¿ves? Diariamente hacemos muchas tareas al mismo tiempo como si estuviesen programadas en automático y lo cierto es que lo están generalmente y se ejecutan sin prestar casi atención. Pero la cosa cambia cuando tenemos que concentrarnos.

«En un experimento expusieron a un gran número de participantes realizar dos actividades y los resultados demostraron que la actividad en el lóbulo derecho estaba relacionada con la tarea principal y la actividad en el izquierdo con la tarea secundaria, concluyendo que el cerebro era capaz de controlar las acciones simultáneas y cambiar entre una y otra entre los dos hemisferios al realizar dos tareas, pero se bloqueaba cuando una tercera acción entraba en juego», cuenta la psicóloga Patricia Fernández.

Fuente: abc

Te puede interesar