Argentina en Ecuador: qué le pasa al cuerpo con la altura

Los jugadores deben enfrentar un partido decisivo con circunstancias adversas.
shutterstock_quito

Este martes Argentina se enfrenta a las 20.30 a Ecuador en Quito en un partido decisivo para la Albiceleste. El encuentro definirá si el equipo dirigido por Jorge Sampaoli clasifica para el Mundial de Rusia 2018, va al repechaje o se queda afuera de la competición.

Argentina afronta el partido con una gran adversidad: la altura. El estadio Atahualpa se encuentra a 2.850 metros por encima del nivel del mar. Un factor que le jugó en contra en los últimos cinco encuentros, de los cuales sólo logró ganar uno.

“Nosotros al nivel del mar tenemos una presión atmosférica de 760 milímetros de mercurio. A medida que uno se eleva esa presión parcial de oxígeno va a ir disminuyendo. Se notan los efectos a los 2.500 metros de altura, pero también hay personas que a los 2 mil ya pueden presentar algunos síntomas”, puntualizó el deportólogo y cardiólogo Noberto Debbag (M.N 51.320) en diálogo con CONBIENESTAR.

Síntomas

Si bien cada persona es un mundo y algunas se ven más afectadas por la altura que otros, a rasgos generales los principales efectos que genera el mal de altura o mal de montaña son:

- Cefalea (dolor de cabeza).

- Insomnio.

- Pérdida del apetito.

- Vértigo.- Náuseas.

- Falta de aire o disnea.

“De los jugadores de la selección argentina cuando ha jugado en la altura, Di María y Messi fueron aquellos que toleraron mucho más la altura que otros. Los que parecería que el organismo está mucho más predispuesto”, precisó Debbag.

El deportólogo especificó que hay que llegar al lugar unas horas antes, jugar y después regresar apenas termina el partido “Porque si uno se queda mucho más tiempo o llega un día antes o se queda un día más el organismo empieza a hacer un mecanismo de tratar de compensar ese déficit de oxígeno, esa hipoxia, entra menos oxígeno para que el organismo lo absorba”, argumentó.

Por la falta de aire el jugador tiene que tratar de regular el ritmo, no puede salir enloquecido a querer correr todas las pelotas en los primeros minutos o a la media hora porque va a sentir ese tema. Hay que jugar con un poco más de tranquilidad”, analizó el cardiólogo.

Qué se puede hacer

La cámara hipobárica se usa para realizar una evaluación de tolerancia a la hipoxia en los deportistas que desean conocer cómo será su respuesta a la menor concentración de oxígeno en el aire. Eso ya le da una idea al técnico de cuál es la resistencia de sus jugadores.

Se utiliza paracetamol para controlar el dolor de cabeza, cafeína como estimulante respiratorio, hidratación constante, tubos de oxígeno en el vestuario o el banco para que los jugadores puedan oxigenarse y viagra, que contiene una droga llamada sildenafil, que estimula la circulación de oxígeno por la sangre y ayuda a respirar mejor.

Esta última droga no está prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje y se utiliza en el alpinismo y ya algún equipo de fútbol lo usó para mejorar el rendimiento, como River Plate cuando tuvo que jugar en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Fuente: TN

Te puede interesar