'Leche' de almendra: ¿son mejores las bebidas vegetales o la leche de vaca?

Son productos diferentes que atienden diferentes necesidades. Lo importante es fijarse en el contenido de grasa, proteína, calcio y azúcar agregada.
leche-de-almendras

Desde hace unos años, las 'leches' vegetales le están ganando terreno a la leche de vaca tradicional. Sin embargo, desde la definición, es importante aclarar que la palabra “leche” hace referencia al líquido blanquecino que sale de las mamas de un mamífero. "Según el código alimentario argentino, en el capítulo de lácteos, se la define como el producto obtenido del ordeñe total e ininterrumpido de la vaca lechera. Si proviene de otro animal, debe estar especificado de cuál", explica a ConBienestar la licenciada Silvina Tasat (MN 1495), miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN). Lo correcto, entonces, es hablar de jugos o bebidas cuando provienen de almendras, avena, soja o arroz, por ejemplo.

Todas estas opciones cuentan con múltiples propiedades y beneficios para la salud, pero lo cierto es que hay una de ellas en particular que tiene más popularidad. Se trata de la 'leche' de almendras, la favorita de quienes eligen este tipo de jugos porque tiene un sabor más suave y además es más digestiva.

Según el USDA, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, estos son los valores nutricionales de la bebida de almendra.

Calorías: 39Grasa: 2,5 gProteínas: 1,5 gCarbohidratos: 3 gAzúcar: 2 gLa misma comparación, hacemos con la leche de vaca:

Calorías: 123Grasa: 3 gProteína: 3 gCarbohidratos: 5 gAzúcar: 12 gCalcio: 295 g (30% del valor diario recomendado)La grasa de la leche de vaca no es un aceite (a diferencia de la de almendras), y básicamente es grasa saturada y colesterol. Sin embargo en nuestro país ya hay alternativas que van desde el 3 por ciento a la que tiene cero grasas

La proteína de la leche de vaca es de alta calidad y concentración, mientras que la bebida de almendras, si bien aporta algo de proteína, no se la considera un alimento fuente. Otra diferencia es el calcio. Los lácteos en general tienen mayor concentración y por eso se recomiendan tanto, mientras que la leche de almendras es baja en este nutriente a pesar de que la almendra entera es rica en calcio.

"Acá hay una sola marca que tiene fortificación con calcio, así que hay que aclarar. Si uno elige una bebida a base de almendras tiene que estar fortificada con calcio para que tenga algo parecido a la leche de vaca. También debe tener vitamina D qué es importantísima porque es la que fija el calcio en el hueso", remarca Silvina Tasat.

Además del veganismo, estas bebidas a base de legumbres se eligen como una alternativa para las personas con intolerancia a la lactosa. "Hoy en el mercado existen leches desde 80 por ciento de reducción de lactosa, 90 por ciento de reducción de lactosa, hasta leche completamente deslactosada, o sea cero contenido de lactosa", indica la nutricionista.

"Este tipo de jugos son para que tenga en cuenta una persona vegana, siempre que elija las versiones que son fortificadas. Uno puede consumir estas bebidas como un alimento más que consume dentro de la alimentación diaria, pero la leche de vaca es irreemplazable", concluye la licenciada Tasat.

Fuente: tn

Te puede interesar